Archive for junio 2013

Más Allá No Hay Mucho




Debí despedirme cuando tuve la oportunidad,
Aviones de papel que se hunden en la arena de la costa,
Mi único amigo en los brazos de su huérfana,
Y el fuego en los ojos y la espalda,
Tuve cuidado, tuve la precaución,
Y Dios volvió a mí y yo a él.

Mi hermosa amante es una pordiosera con joyas en sus oídos,
Ella ha estado atenta a cada una de las coincidencias,
Y sus calles vacías son como sus arterias del cuello,
Dibujadas brutalmente sin saber,
Ella es el cielo mismo en la tierra,
Y es el infierno en su cabeza.

Mis hermosos gitanos han salido a la calle a pedir dinero,
Mi hermosa Alejandra se ha rendido al ejército,
Su amante de corazón roto está en la puerta,
Ha puesto sus manos sobre su rostro,
Se la ha llevado y ahora me ha dejado solo,
Y antes de eso ella no estaba conmigo.

Deje solo a los perros que aullaban para mí,
Olvide de todo lo que había tenido antes,
Y mis ropas las aventé por la ventana
Y estuve desnudo frente a la multitud,
Y nadie de ellos pudo saber
Que ya no estaba en donde había estado
Una vez.












-Nouvelle Cano-

Golightly




Amor de catorce días
Y festivas miradas,
Eres hermosa como la Luna
Y terrible como Neptuno,
Escuche tus melodías
Por la puerta asomadas,
Aplaudí a mi fortuna
Y al santo de mi delito.

Corrí por los jardines colgantes
Hablando de tus situaciones,
Tragedias y celebraciones
La vergüenza que hoy tengo por ti,
Hable también de los pendientes
De las cuatro estaciones,
Del fracaso de tus emociones
Y de lo terrible del fin.

El reloj se termino el tiempo
Como una daga envenenada,
Fui tu caballero
Y tú la damisela de la reunión,
De regreso en el otoño
Fuiste tú la mal encarada,
No fui yo el traicionero
De las palabras y la eterna herida.

Amor de catorce semanas
Delgada y morena preciosa,
Haces de aquello un axioma
Hasta el más mínimo detalle,
Tome mi martillo y a cada uno de tus hermanos
Dejando escapar al  más valioso,
Ven a conocerles a la cama
En los tratos de la misma calle.











-Nouvelle Cano-

Claudette




Bebí del agua de tus ojos
Noches de marzo,
Cincuenta centavos
En el bolsillo equivocado,
Jugué a las leyes
Tan solo para romperlas,
No se necesita estar muerto
Para conocer el sabor de la tierra;
Tome el bus de las ocho
Para llegar a la furia,
Bebí el agua de tus ojos
Me embriague con tus manos
Y maldije tus hombros.

Cada tres horas
Envié una carta,
Use lo terminado
Y robe lo robado,
La manera en que viví
Y ame
Fue la manera en que también mendigue;
Tuve el cielo en mis palmas
Y solo pude aplaudir,
Los perros detrás de la carne
Como cuervos en el alambre,
Cada tres horas
Envié una carta,
Pague millones de cuentas
Que nunca fueron mías.

El bastardo de la sonrisa y acero
Pasea en su automóvil,
Le pedí una mano
Para robar a su mujer,
El me mintió
Y rompió las palabras de Dios,
Me puso del otro lado
Y a ella mi enemiga,
Y estuve allí
Jugando al idiota,
Solo para vencer
Cuando los mirlos canten,
El bastardo de la sonrisa
Pasea en su automóvil,
La señal divina
Del amado Señor.

Me llamaron poeta
Los niños del jardín,
Fui un vagabundo
En la avenida 608,
Trataron de salvarme
De lo que tanto busque,
Encontré el paraíso
En donde el infierno ve aquel,
Dormí con perros y gatos
En las alcantarillas,
Todo su dinero
Nunca ha sido para mí,
Me llamaron poeta
Los niños del jardín,
Pero son solo aquello
Y no otra cosa.

Regrese a casa
En el fondo de Tennessee,
Halle a mi mujer
Con cadenas y anillos,
Todo el oro
Compra el más profundo deseo,
La hija de puta
Se supone que había prometido,
Busque justicia
En los huecos de la mente,
Puse el cáncer
Y corrí al este,
Regrese a casa
En el fondo de Virginia,
Jugué con las costas
Y con los floretes.

Hable de nuevo contigo
Del otro lado del espejo,
Tenías poco tiempo
Para secarte el cabello,
Mire por la ventana
Y a través de la piel,
Estaba allí la muerte
Diciéndome la hora,
Mire en tu boca
Y solo aire caliente,
Gaste mis días
En los únicos labios que tuve,
Hable de nuevo contigo
Del otro lado del espejo,
Fui tu amigo perdido
Y tu buen amante.







-Nouvelle Cano-

Final




Se termino el gin
Y se termino la fe,
Se termino la crisis
Y la tormenta, el huracán,
Se termino la canción
Y se termino el invierno,
Se termino el amor
El dolor y la pena,
Se termino la cadena
Y la sonrisa del perdedor,
Se termino el lugar
Y sus lugares desconocidos,
Se termino la noche
Y se termino la mentira,
Se termino el corto circuito
Y el estado de coma.

Se termino el cigarrillo
Y la distancia entre los ojos,
Se termino la nariz
Y el sexo vespertino,
Se termino la vida
Y se termino la muerte,
Se termino la locura
Y las anfetaminas,
Se termino la avenida
Y sus transeúntes,
Se termino la avenida
Y sus delincuentes,
Se termino la mala racha
Y también la buena,
Se termino el rostro
Y el baile, el baile, el baile.

Cada pieza cayó en su lugar
Y en su momento,
El ajedrez se perdió
Y también las apuestas,
Dame mi dinero
Dame lo que quiero,
Cada pieza cayó en su lugar
Y las montañas se perdieron,
El sentimiento de vacío
Y los momentos de delirio,
Se termino la noche
Y el día siguiente.















-Nouvelle Cano-

Sueño LII




Bebí mi taza de café
A las tres de la tarde,
Y quise
Que fueran las once.

Compre
Un vestido para tus hombros delgados
Pero no había
Zapatos para él.

Y llegue a casa
Y no había nadie allí;
Llegue a la luna
Y no había nadie allí;
Y después llegue.

Fui por la vereda
Tomando fotografías,
En las que solo
Sombras había.

Fui al infierno
Fui al cielo esa misma tarde,
Y después de todo
Te habías ido.









-Nouvelle Cano-

Aburrir




17 horas
De pie
Catorce
Uñas rotas
Maleta
En la puerta
Automóvil
En llamas
Estrellándose:
Y allí estaba hablándote de la luz
Y sus maneras de escapar.

El sonido
De los huesos
Y el diafragma
En desesperación
De vez en cuando;
Y allí estaba explicándote la velocidad de las ruedas
Y el gobernador en su silla.

Ellos se llevaron lo tuyo
Y me lo dieron a mí,
No les importa cuánto hayas llorado
No les importa lo logrado
Ellos han venido
Buscaran por tus rodillas
Buscaran por sus mentiras
Buscaran por sus mejillas,
Soy el heraldo de la alegría
Soy el mensajero de los rostros
Que nunca veras
Y que nunca sabrás
Eres y soy una mentira,
Una costilla,
La derecha,
La mendiga.














-Nouvelle Cano-

Seguidores

Ten la decencia de acreditar lo que de aquí te llevas. Por su atención, gracias. Con la tecnología de Blogger.