Archive for marzo 2013

Inundación




El agua, subió,
El huracán y los temporales,
Quizás, o tal vez, quién sabe.

Eterna, siempre eterna,
Antes de que nos olviden;
Y tú, y yo, y los demás.

Huye, sigue corriendo,
Que no sabes nadar,
Sube a la colina
Que el relámpago
Llamó.

Delgada, preciosa mujer,
En los navíos y el rescate,
Hoy, es el día, es el tiempo.

Y después del oleaje,
En la sonrisa de Duchenne
Supe y supimos
Que lo que se venía del cielo,
Era lo que merecíamos,
Y todo ello
Era la prueba de los crueles,
Y quizás pagaríamos
Con la sangre,
Y quizás pagaríamos
Las deudas del extraño.

Eterna, siempre eterna,
En mis manos.















-Nouvelle Cano-

Desierto




Se convirtió en decenas de soles ardientes
Y cielos despejados,
Se encontró a sí mismo en oasis
Que se vertieron en flores,
Y se volvió
Desierto.

Se convirtió en años de tormentas
Y arena,
Docenas
De platos girando.

Y después se estar en medio del universo
Se hizo estrella,
Déjale
En la penumbra del deseo
Y del desierto
Que se llamaba ella.















-Nouvelle Cano-

Oceáno




Camine por el fondo
Del océano,
Y encontré a los peces
Ciegos y testarudos,
Y los lleve al inicio
De la costa,
Y allí sus voces
Se quebraron en quejidos
Cuando se termino el aire.

Se termino el deseo
De enseñarles a volar,
Si, se tuvo el deseo
Del cielo, una vez.

Camine de regreso
Con ellos,
En sus sacrificios anhelados.

Estuve de nuevo
En el fondo
Con ellos,
Esperando, tan solo esperando;
Algún día
Mis hermosos,
Quizás.

La fuerza de los pulmones
En el estomago
Perdiéndose.

Y las agallas
De regreso
En la piel.













-Nouvelle Cano-

Rosalía




Probablemente has sentido mucho dolor
En la noche de los gritos y furia,
Pero quien sabría
Que llevas ropas nuevas
Y que el cabello que tanto despeinaste
Estaría
En su lugar.
Dime, Rosalía,
Como es que haces el amor?
Y dime
Como es que las paredes
Llevan tu olor.

Reina
De los vastos campos,
Creí que estarías en las flores,
Alguien me dijo
Que estabas bendecida
Y que seguramente
Eras de otro mundo
De perlas, diamantes y locura.

Dime, Rosalía,
Como es que hace calor?
Y dime
Ahora cual será
Aquel color.

Llovió, a mitad de la ceremonia,
Y el primer día de aquellos
Era el final,
La antigua maldición de tus ojos;
Verdes y eternos
Se quedo
Oculta bajo las faldas;
Si, creí que nunca acabaría:
Pero cuando nos volvamos a encontrar
A mitad de la calle
Haz como si no me has visto
Y yo hare lo mismo,
Que este mundo es nuestro
Y podemos volver a comenzar.

Dime, Rosalía,
Como es que haces el amor?
Y dime
Cuanto tiempo ha pasado
Desde el temblor.










-Nouvelle Cano-

700




Fue rápido y soleado,
Quince centavos en ardid,
Peligroso el momento
Dejándose ser,
Tomaste la avenida
Como se hace con la medicina;
Ven mi asesino
Escúchame:
Conozco el ritmo de Texas,
Soy de Houston y voy a Virginia:
Así que no hay oro
En tus dientes para mí,
Pon atención
A las monedas de mi abrigo,
Bésame hijo mío
Que mañana serás tú.

700 Judas, detrás de mí,
Perra hipócrita
Que desea un abrazo,
Y he estado en la miseria
Esperándole:
Bésame hija mía
Que no hay problema
Con los días.

No hay mucha distancia
Entre una mano y otra,
Entre los segundos
Del reloj.

Fue rápido y preciso
Lo que se tuvo que decir,
Se firmo en juez
Lo que se supone tendría que ser,
Pero he roto el trato
He venido por ti, y por él y ella;
Bésenseme en la mano
Que 700 Judas
Vendrán por mí.












-Nouvelle Cano-

Lodo




De lodo fui, en el interior
Y de hierba mi cabello
En los años de juventud,
Y ahora
Desierto y agua
Son parientes que juegan a desviarse
Del camino.

Fui una roca
En medio de la vereda
Y flor que se abría
En la primavera,
Olía a belleza
Y ternura
Pero el hombre
Corto el tallo
Y me dejo,
Allí me dejo.

Dijiste que seria
Semilla
Y después
Quizás muerte,
Pero he vivido,
Dormido
En las calles
Mi hermano, no puedes mentirme:
No sabes cómo hacerlo.

Pedí monedas
En la carretera
Dormí con hienas
Y comí
Gatos,
Ahora
Perdí
Todo lo que tenía
Porque fui de vuelta
A la tierra.









-Nouvelle Cano-

Cara




Miraste por la cornisa y el cielo se cayó en ti, ojos azules;
Ve tus manos, rápidas maneras de encantar,
Entendiste el universo en un suspiro,
Eres fuego en el océano;
Mujer, mujer, santa entre todas,
Y Cara eres lo que se supone debes ser.

La autopista se vuelve arena, se vuelve hielo y nieve;
Vestido floreado y abrigo de piel,
Vacía la boca en los silencios,
Silueta dibujada en el lienzo de la noche;
Figura que desaparece y vuelve a aparecer,
Y Cara eres lo que se supone debes ser.

Todas las fotografías tiradas por el suelo de la habitación,
En fechas olvidables y nombres irrecordables,
La alfombra esta bañada en champagne
Y los sucios zapatos avergonzados por su color,
Tu amante en la puerta, esperándote,
Y Cara eres lo que se supone debes ser.

Los cigarrillos que se pagaron la noche de anoche están llamándonos,
Los juegos de palabras y las pérdidas pérfidas en el callejón,
Soy un pordiosero en tu corazón,
Tendiste la mano y me ayudaste a ponerme de pie,
Y ahora tú has tomado mi lugar,
Y Cara eres lo que se supone debes ser.







-Nouvelle Cano-

Seguidores

Ten la decencia de acreditar lo que de aquí te llevas. Por su atención, gracias. Con la tecnología de Blogger.