Al Otro Lado

by SUZE



Si, tenía las llaves para aquella salvaje melancolía y olvide donde guardarles,
si, tenía los espejos ordenados geométricamente y termine por no verme;
con las viejas canciones.

Rompí los vasos y los platos con afán de no usarles,
si, le rompí todas las patas a las sillas con tal de no sentarme;
fui de regreso hacia a la habitación en eterno descenso,
fui de regreso justo como llegue de donde me había ido.

Si, trate de ser un hombre cuando era un niño y ser un niño cuando era un hombre,
si, trate de ser un santo matando a un hombre
pero el hombre nunca olvida, nunca se termina y nunca se vuelve viejo;
nunca regresa.