Rhodes

by SUZE




Quizás fue la madrugada con los juegos en la niebla espesa,
O quizás las manos que se encontraron en las piernas;
El espejo que no daba rostros
Y el reloj que no marcaba la hora,
Quizás fueron los trescientos mandamientos rotos
O quizás los huesos hechos polvo;
El agujero a media calle
Y los pasos de baile que se erraron.

Vueltas y vueltas en la puerta,
Hablar es fácil cuando no es pensado,
Entraste y saliste
Llegaste y volviste a salir.

Quizás fue la manera de las copas en la mesa
O quizás tú mirada aburrida;
Por allí se dijo que estaría la navaja
Y los dedos para poder vivir;
Quizás fue el perro recostado en los pies
O quizás los abrigos en el cuarto del vecino;
Los abrazos quebrados
Y los besos escondidos bajo la sábana.

Quizás fue la pérdida del primer hermano
O quizás fue lo que se llevo la tormenta,
Hay pedazos que se rompen y nunca vuelven a encajar,
De cualquier manera
Ya se encontraban rotos.











-Nouvelle Cano-