Archive for febrero 2012

Single #3

Cara A



Decente

Fotografía: Amamak


Soñé contigo, con tus ojos quebrados,
Mintiéndose entre sí;
Sentí pena y un poco de vergüenza
Por aquella miseria,
Y después de eso quise correr
Pero simplemente salí por la ventana,
Busque por unos cerillos para prenderte fuego;
Y busque, y busque, y no encontré nada
Con lo cual desaparecerte;
Y entonces muy detrás
De la puerta de la habitación
Estaba una piedra de río que me hacia compañía,
No me importo hacer ruido
Y la estrelle en contra de tu cabeza,
Y te dije
Que algún día
Estaríamos a mano.

Soñé contigo, con tus ojos quebrados
Y con tu alma haciendo sandeces,
Y después de todo aquello
Supe que siempre había estado solo,
Me llene de ira
Y agache la cabeza
Puse mis dedos en mis ojos
Y llore junto a ti.




Cara B

Debajo De Los Pies.



Hace demasiado viento aquí,
Como para sentirse seguro,
El suelo debajo
Se mueve en terremotos,
Las fuerzas de las manos
Se han ido ya,
No queda nada por lo cual pelear
Si no se ha ganado ninguna batalla.

Tuve demasiadas ideas
Acerca de la conclusión,
Pero ninguna de ellas
Fue suficiente,
Estuve jugando con los días
Sintiéndome  un tanto valiente,
Pero aquello no era más que un desastre
Y después sería demasiado tarde.

Todo alrededor de mi cabeza
Es confusión e indecisión,
Aquellas mujeres que hablan
Solo tienen aire,
Siento la distancia
Entre un ojo y otro,
Me he quebrado la nariz
Hablando conmigo mismo.








-Capuccino Mendoza-

Amor y Robo




Ideas tomadas del blog de Gabriel Rodríguez Liceaga y de la canción Things Have Changed de Bob Dylan.

Casi plagio.


Solitario joven con solitaria alma,
Sosteniendo un cigarrillo en una mano, con la otra una nota,
Teniendo a una hermosa joven
Recargada en el hombro,
La piel fría y los ojos muertos,
Lo suficientemente extraño como para seguir conversando,
Sufriendo porque el que amó antes era mejor,
En todos los asuntos en los que se puede,
Teniendo que aprender a disimular en el baño y aprender a seducir,
Vestido y preparado para el funeral;
Estando en la luna todo es desesperante
Porque la gravedad lo hace todo más fácil
Y la corriente que se sigue
Solo miente;
Los días son largos y terribles
No hay muchas opciones
Como para ceder,
Pero después de todo
Ya no importa.

Constantemente este lugar se cae a pedazos,
No hay mucha esperanza de rescate en el huracán
Una vez que el agua ha entrado por la puerta,
Con los ojos cerrados uno hace como que no pasa nada
Cuando ya en realidad todo sucedió,
Solo otra copa más
De whisky con hielos
De una muerte un tanto más lenta,
Es muy estúpido aquel que piense que no comete errores,
Debajo del puente
No pega mucho la lluvia;
No te preocupes cariño, no me saludes, no te despidas,
Solo estoy de paso;
La noche es obtusa
No hay mucho que ver,
Estoy atrapado
Dentro de mi propio mundo,
Pero no importa mucho
Porque es el tuyo también.

Estuve recogiendo amores del suelo
Aun muy vivos como para dejarlos allí solos,
No soy tan cínico como piensan
Pero si tan sádico como no imaginan,
Algunas veces quisiera escapar
Pero me han dicho cobarde las suficientes veces como para volver a hacerlo,
He aprendido que no puedo ganar
Sin siquiera ensuciarse las manos;
Quiero enamorarme de una mujer que nunca haya escuchado de mí,
La he de llevar en los hombros
Para evitar que los escuche murmurar,
Las trampas de la vida se enmascaran bien,
Algunas veces son tan tímidas
Que vestidas de pureza
Roban el aliento,
Otras cuantas solo se pretende
No ser tan idiota.

He sido herido
Muy decentemente,
He logrado perder todo lo que tengo
Y he demostrado que en sesenta segundos lo puedo recuperar,
He estado en lo más bajo
He volado alto,
Con todos esos dulces que me han de ocultar,
La verdad de todo
Para unos es una mentira fastidiosa,
He estado amando a una mujer que siempre se aparece en mis sueños
Pero yo nunca en los de ella,
Algunos han saltado al océano en la medianoche;
Me invitan a nadar con ellos
Pero no saben que yo salí de él,
Todos están ansiosos por verme caer,
Están listos para decirme
Que me habían advertido,
Pero he estado atento
A cada una de mis palabras,
Las decisiones que se toman no son mandamientos
Porque ni siquiera los santos son tan aprensivos,
Los días son largos
Hay muy poco que escuchar
Porque todo aquello
No es más que aire.







-Capuccino Mendoza-

Febrero




La mañana
Del día en que podría ser el último,
En la duda
De saber que solo he desperdiciado y muy poco ganado,
Todo lo que me queda
En los ojos                
Son las imágenes
De la noche que se anclo en mi mente.

La luna
Y el viento juguetean con las nubes,
El momento
De acercarse a la lesión,
En donde
Acabaría devastado
Con los puños apretados,
Pensando en lo dulce que es la heroína,
Y en cuanto me hace falta.

Tome un camino
Para asegurarme un destino,
Mate a un hombre
Para robarle el alma,
Sombras y luces
En mis bolsillos,
Tristeza profunda
En cada alegría,
El corazón vacio
Pensante de sus errores.

Estuve en el océano
Bañándome
De todas las copas rotas,
En la multitud
De la gente logre perderme;
Todo lo que tengo
Después de perder,
Es la apuesta
De una mala mano.

Cada cosa que toco
Se vuelve de arena,
Quisiera saber
Como se le hace para desaparecer y no volver a ser encontrado nunca;
Corrí por pasillos
Y baje escaleras,
Encontré un lugar
Que se acabo de pronto.

Cada suelo
Que he pisado no he vuelto a ver,
Regrese
Solo para asegurarme que nadie me seguía;
Seguí pretendiendo que alguien me esperaba
Pero ese alguien no era más que yo,
Todo lo que me queda
Y todo lo que conozco,
Es este sueño
Que me dice que debo dormir menos.












-Capuccino Mendoza-

Suave





Demasiada larga esta mañana
Dentro de la piel del cruel bisonte,
Estuve esperando
Porque la lluvia atacara a medianoche,
Las cadenas de mis pies
Se acortan y vuelven a crecer,
La vida es de instantes
Que siempre se dejan pasar.

Probablemente este momento
Nunca lo recodare,
Mi voz esta cuestionándome
Acerca de aquel escozor,
Que quiere que haga
Si la sangre corre por mis venas,
En las arterias el miedo
Y en el corazón la muerte.

Solo un momento de paz
Cuando alguien llego corriendo,
Casi siguió de largo su camino
El muy amante de lo extraño,
Le pedí que me ayudara
A quitarme las cadenas,
El me quito toda atadura
Pero puso sus manos en mi cuello.










-Capuccino Mendoza-

Single #2


Cara A


Noches Blancas



Estuve esperando
Dentro de las noches blancas;
La quietud de la madrugada
Entrándome por los ojos,
Baje las armas
No había porque,
Y ahora
Estoy allí
Sobre mi propio hombro.

Sentí a la soledad
Derrumbándose sobre mi espalda,
Supe que no era tan mentirosa
Porque entonces encontré un mientras,
Y después de hoy
He tomado la copa,
He brindado
Por aquel pobre infeliz.

Estuve esperando
Para poder regresar,
Perdí mi peaje en la habitación
Y alguien más lo tomo;
El fraude
De cada día,
Estará en ti
Cuando te rompa la espalda.






Cara B



Oleo



Soy la madrugada metiéndose en tus sabanas,
Soy la bestia que siempre esta arañando tu puerta,
Soy el sentimiento que quieres ocultar,
Soy la vergüenza
La pena y la tristeza;
Estoy en medio de un paisaje
Que está en llamas.

Soy el taxidermista de las pieles olvidadas,
Soy el contrato por horas mal pagadas,
Soy la razón por la cual mirar hacia el otro lado,
Soy la esperanza
Que se desvanece,
Estoy en medio de un desierto
Que me devoro hace mucho.

Y después
De todo
No hay nada
Que haya hecho bien,
Y después
De todo
No hay nada
Que sea verdad.








-Capuccino Mendoza-

Single #1

Cara A


Cinismo






Te di algo en la mano,
Lo entendiste bien,
Me diste muerte
En la tarde de ayer;
Tus sentimientos siempre
Estuvieron
Por delante de los míos,
Y a quien le importa,
A quien le importa ahora;
Si ya no hay un porqué.

Te estuve buscando
En el momento preciso,
Estuve diciéndote
Que quizás debería irme,
Pero no lo hice;
Y después de la noche
Solo queda el reproche,
Y a quien le importa,
A quien le importa demasiado;
Si ni siquiera me importo a mí.

Me diste un arma
Para que te disparara,
Pero sabias
Que dejaría que tú me lo hicieras a mí,
Y estuve diciéndote
Como me sentía
Con la cabeza en las rodillas,
Y a quien le importa,
Quien piensa en ello demasiado?
Si no hay un para quien.





Cara B

Ginebra




Noche alta, en los prejuicios de la gin,
Mucho dinero y muy pocas joyas,
Muchas palabras y muy poco que escuchar.

Y la luz
Se diluye en las pupilas
De quien está buscando a alguien
En la madrugada;
En las trampas
De las mujeres
En que he caído
Solo está la intención.

Déjeme solo
Señorita Ximena
Que no estoy viviendo
Solo estoy matando el tiempo;
Esperando por ya sabes quién,
Porque no tendría que preocuparme
Por las mareas que ahora llegan.

Déjeme solo
Un momento,
No le diré
Cuan estúpido deje de ser.

Entonces él
Ha venido otra vez
Conoce mi puerta
Pero no tiene la llave,
Así que como podría entrar?
Quizás por ventana,
Mientras estoy sentado frente a ella
Con la cara de coraje.

Déjeme solo
Querido Mr. Jones,
No se ha llevado
Ya lo suficiente?
Ahora no tendrá nada de mí
Porque he sufrido lo bastante
Como para volverle a creer.










-Capuccino Mendoza-

Estúpido




No pienses,
No sientas nada
Que venga desde adentro;
Deja tu mente en blanco,
Borra todo sentimiento
Que se está haciendo tarde.

No dejes que vengan por ti,
No caigas en sus juegos,
Olvídate de todo.

No te veas al espejo,
Aléjate de los muros
Que se te podrían caer encima.

No sientas felicidad
Que quizás es lo peor que puedes hacer,
Porque esta
Puede acabarse.

Así que no la busques,
No dejes que esta te llene,
Porque puedes vaciarte.

Así que no lo pienses,
Porque eres mejor siendo estúpido
A condenarte al infierno.








-Capuccino Mendoza-

Miedo




No puedo
Entender,
Cual era la intención;
Seguí los movimientos,
Guiñe un ojo
A la tristeza
Y esta
Solo sonrió,
Y ahora puedo sentir como las manos me tiemblan;
Sentir como el corazón se agita en la jaula de huesos.

Seguí el ruido
De los pasos,
Que se encontraban
Siempre detrás de mí,
Listos para acuchillarme,
Y ahora puedo sentir como es que la quimera recorre las venas,
Sentir a esas palabras que salieron de mi mente.

Lo he pensado demasiado,
Ellos van a venir por mí,
Ellos saben quién soy, como me llamo y que puedo sentir,
Ellos son de otra dimensión, de lo más bajo que puedo conocer,
Ellos son como fantasmas, son los perros rabiosos,
Ellos conocen mi cara, ellos tienen mascaras de mi,
Y el pensamiento
Me nubla la vista
Y ellos ya están aquí,
Para decirme
Que soy una mentira
Una gran mentira.

Ellos vinieron,
Y me llevaron,
Y me dejaron,
En donde quisieron.





















-Capuccino Mendoza-

Positivamente Avenida 608






Escribí esto hace ya 6 años.


Tira mis viejos retratos por la ventana,
deja que la nostalgia se vaya;
deja que nos dejen solos
así hemos estado siempre,
como para pensarlo dos veces.

Escuche mi propia voz esta mañana
y no tenía nada que responderle,
era más fuerte que yo
y tenía una buena razón,
como para pensarlo dos veces.

Y si a veces alguno duda
el otro sale a callarlo,
en la expectación de una madrugada
que no ofrece nada
para nadie.

Esta tarde estuve entre flores,
mirando hacia la próxima estación,
y no quise mirar atrás
no podría mentir,
porque esta noche seguramente ya no estaré por allí.

Tira todo mi mundo por la ventana
que no lo necesitas en el tuyo,
tira todos mis rostros
déjalos en el suelo
porque esta noche, positivamente,
estaré en el camino de nuevo.




















-No Tenia Seudónimo en estos primeros días-

Nihilismo

Fotografía: Amamak


Cortinas sucias
Tomándose su tiempo
Llenándose de nostalgia ingenua,
Palabras lentas
Lo suficientemente complacientes
Como para sentirse triste;
El olvido de un nombre
O el nombramiento de un olvido;
Demasiado cansado como para pretender
Que aquello es correcto.

Fragmentos de ayeres
Que se repiten en la ventana,
Catorce vidas dentro
De una sola;
Neblina en cada sueño verdadero,
Romance destilándose,
Volviéndose agua
Y vapor;
Después de todo
Era demasiado joven como para saberlo.

Imágenes en las paredes
Que forman un laberinto,
Divertidos apresuramientos,
Cafés y mañanas derramadas
En los días de nuestra historia,
Flotantes cuerpos
En las sabanas aun tibias;
A expensas del aire
Que se cuela por la puerta abierta.

El sentimiento de fraude
Profesando suerte mutua,
Telarañas en las libertades,
De las cualidades aprendidas
Solo queda polvo,
Adivinos en las manos
Queriendo
Hacerse los listos.

Las manos frías
En la cabeza,
No hay nada nuevo que aprender
Porque el enemigo
Es instantáneo en sus respuestas,
Así que porque pelear
Cuando la guerra se ha perdido?
Quizás es el día
En que el hambre
Se lo devore a uno.

Todos los regalos
Y los ramos de flores
Se encuentran en la mesa,
La mentira
Es algo que puede proteger,
Debo irme
Para  poder ser cercano,
Pero prometo
Que quizás mañana
Habré muerto
En alguna parte.















-Capuccino Mendoza-

14/54



Porque has llamado a mi puerta?
Y porque has roto todas la ventanas?
Solo para asomarte,
Y ver cómo es que las paredes ahora son
Blancas y con dibujos extraños
Difíciles de entender,
Y porque los has borrado?
Sabias que
Eran las notas de una canción
Que estaba cuidadosamente
Hecha
Para la madrugada,
Porque has llamado a mi puerta?
Con la punta del escalpelo
Abierto la correspondencia,
Y has leído todas las cartas
Que no mienten
Solo están siendo dramáticas
Con todas esas metáforas
Y tinta roja,
Y las palabras bastante enfermas
Derramándose
Por tus manos;
Dime que harás?
Que harás con todas aquellas cosas.







-Capuccino Mendoza-

Grandes Ideas (Haciéndose Pequeñas)




He escuchado como es que
Has abierto la puerta,
He escuchado como es que
Susurras mi nombre,
Pero no pretendas mencionarlo
Como si fuera tuyo,
Estas pensando aquello
Que ya pensé,
Y lentamente
Te recuestas.

Te abrazas a mi cuerpo
Como si lo sintieras por primera vez,
Atrapas tus manos
Con las mías,
Pero no hay nada
Aun;
Estas preguntando
Que día es hoy,
Pero seguramente
Ya habrás escapado.

Sabes que llevo días acostado
En el pavimento,
Sabes que he estado
Riéndome;
Y ahora
Mencionas
Que has estado demasiado emocionada
Con todo aquel asunto,
Y ríes,
Muy adentro de toda esa piel sabes que sucede,
Y que yo
Soy quien vive desnudo,
Mientras que tú
Habías estado
Huyendo
De los
Vuelcos del destino.






-Capuccino Mendoza-

(Otra Vez) Interferencia




Respiración cortada,
Perdida de gravedad,
Quédate quieto
Quédate callado
No pasaras a través;
Y después
El suelo
Frio como la suerte.

Arrástrate a la cama
Y metete en las sabanas,
Aun no es martes
Y quizás ya es demasiado tarde,
Después de todo
Quien vendrá entonces?

El corazón se oculta en el lado oscuro de la luna,
Esta batiéndose a golpes
Con aquella palabra,
Y muy tranquilo,
Muy tranquilo
Va de regreso,
Va a sus anchas;
Estando a millas
Quien puede saber?

Muy lejos
Siempre lejos
Por allí anda,
Encontrándose
Para olvidarse
Y volver
A sentir miedo.






-Capuccino Mendoza-

21 de Enero, 01:55


Fotografía: Amamak



Bebimos toda la noche
Cayendo despacio en el suelo,
Reímos de todo lo que nos ha sucedido,
Difícilmente podría decirte
Tu nombre en este momento;
Fuimos
A la avenida a apedrear automóviles
Y fundamos un templo
Basados en nuestra propia historia,
Destellos de nuestros ojos perdidos
Se veían por todo el callejón;
Fuimos a tu casa
Para hablar acerca de nuestras almas,
No hay errores en nuestras palabras
Y los cigarrillos ahora son ceniza
Porque lentamente no encontramos.

Llego la mañana
Y nos contamos nuestros sueños,
Extraños que ahora
Desconocían universos igualmente extraños,
Y nos levantamos para caminar a la ventana;
Y allí afuera
Estaba la desesperación
La ansiedad por vivir
Y todo lo que se supone que haremos,
Pero regresamos a la cama
Para nunca salir,
Y debajo de las sabanas hicimos un trato
Estructuralmente perfecto,
Sonreíste y yo también
Y volvimos a dormir
Porque después de todo
Nos habíamos encontrado.








-Capuccino Mendoza-

Seguidores

Ten la decencia de acreditar lo que de aquí te llevas. Por su atención, gracias. Con la tecnología de Blogger.