Archive for enero 2012

Cámara Lenta




Soñé
En cámara lenta,
Vi las hojas
De los arboles
Destruir el suelo,
Sentí
El frio colarse por mi ventana,
Lentamente
También se movía
La luna
En tu abdomen.

Soñé
Y mire
El apocalipsis
Del imperio,
Te llame
Para que miraras
Como es que me enfermaba
Y cedía
Ante la fiebre,
Pero tú tomaste
Tu abrigo.

Después,
Después,
Quizás,
Quizás,
Solo sabes decir
Cosas
Que ya se,
Solo sabes decir
Cosas que todos saben,
Quizás,
Quizás,
He estado dormido
Desde entonces;
Detrás de cada paso tuyo.










-Capuccino Mendoza-

2009


Fotografía: Amamak



La madrugada se ha extendido como llanura
En tu cuerpo,
La he estado observando como es que recorre cada parte que no sabía que tenias,
La he visto romperte los huesos
Y sacudirte el cabello mientras sonríes,
Y te tomo de la mano solo para que sepas que estoy aun aquí.

Dices que hemos sobrevivido
A peores tormentas,
Tú no entiendes
Que me fui,
En el último ventarrón
Antes de si quiera conocerte,
Y te tomo de la mano estando a cientos de metros de ti.

No he podido conciliar el sueño
Ni siquiera dormir,
Y tú no sabes la diferencia
Entre esto y lo profundo de la melodía
Que tanto esmere para ti,
Hay algunas cosas
Por las cuales rendirse,
Hay otras
Que ni siquiera se intentan,
Y te tomo de la mano solo para robarte calor.

He visto a alguien
Entrar por la ventana cada vez que suspiras,
Que quieres que piense si se sienta en mi silla,
Pero entonces pienso
Y dudo
Si alguna vez fue mía;
Y te tomo de la mano solo para que sientas que sigue por aquí.

Te he visto cerrar los ojos
Cada vez que intento reflejarme en ellos,
Te he visto quedarte muda
Ante los silencios que aquejan la duda,
Te he sentido
Fría
Como un cadáver,
Y te tomo de la mano antes de que desaparezcas de la fotografía.

La última noche
Te confesé mis pecados,
No escuchaste,
Y finalmente decidí mostrarte mi cuerpo desnudo,
Para que como cuervo
No supieras que hacer;
Y te tome de la mano para que me leyeras la mente.

Me apedreaste en seguida
Y me llamaste mentiroso,
Dijiste que nadie nunca
Había sido capaz de beber tu sangre
Y escupirla en el piso
Sin saber por qué;
Pero entonces
Yo te apedree a ti;
Y te tome de la mano para caminar juntos a la salida.

He escuchado voces en la noche
En los muros de mi húmeda habitación,
He escuchado sollozos
Y cientos de personas pasando por la calle,
Dolosos en la consistencia fluida de las seis treinta y nueve,
Bésame antes de que sea más viejo,
Y te tomare de la mano para sentirnos más cerca
Uno del otro.











-Capuccino Mendoza-

Funeral




Pasivamente
Has venido a mí,
El aire se entrecorta
En tu garganta;
No hay un camino
Que lleve hasta casa
Porque no hay lugar en el cual
Sentirse seguro;
Y así como viniste
Ya te has ido,
Y camine por aquí
Para verte,
Sentirte,
Pero esta noche
No hay lugar aun.

Fui hacia ti,
Lentamente
Sin que lo supieras;
Te acuchille por la espalda
Para saldar cuentas,
Pero la espada
Tuya
Había entrado más profundo,
Y así como llegue
Debo irme,
Sin avisarte,
Para que no me recuerdes
Antes de olvidarme,
Y que ese nombre
Que se resbala por tus labios
No sea escuchado.

Esta tarde
Me has matado,
Y aun sigo por aquí
Solo para ver
Solo para saber,
De qué color son las flores de mi funeral,
De la última tarde
Antes de que yo pretenda
También.






-Capuccino Mendoza-

Cosmología




Has visto las mañanas reflejadas en el pavimento?
A las tardes de pereza resbalándose por las sabanas
Y el cuerpo liviano?
Has visto como es que las nubes conspiran?
Como es que dicen mentiras a los niños
Que nunca se han dejado engañar?
Éramos hermosos
Yendo de aquí para allá,
Pero ahora estas en la calle
Buscando por una salida,
Y fue la noche la que nos cambio el nombre;
Y las horas eran segundos
Para convertirse en fríos esqueletos,
Tarde o temprano,
Y fue la noche la que hizo que nos temblaran los ojos,
Y que cada quien tomara su camino
Para tropezar.

Has visto como es que se enamoran los ciegos?
Escuchando los pasos del amante
En el techo durante la madrugada?
Son hermosos
Sabiendo todo y nada,
Solo tocando al otro
Sintiendo la piel temerosa,
Y la noche para ellos es igual
Y no hay tiempo ni días
Ni horarios para dormir,
Y la noche no les toma por sorpresa
Porque siempre hay oscuridad,
Y esa oscuridad es de donde uno viene
Desde el inicio de todo,
Y no hay porque robarle
Su luz a la luna,
Ni regalar estrellas
Ni flores de campos eternos,
Solo este la oscuridad
Que es para uno
Lo que es para el otro.








-Capuccino Mendoza-

Outsides





Tarde
Demasiado tarde
Como para pensarlo dos veces,
Me he marchado
Lentamente,
Por si cedías.

Dijiste que tomara un poco de tiempo para ti,
Mientras puedes hacerlo sobre las rodillas
Y también dijiste:
Sácame de aquí
Que tengo algo que contarte,
Sabes? Las personas no cambian de ninguna manera,
Pero si pones atención
Podemos ir a casa
Y apagar la luz
Y dejar de pensar en uno mismo.

La gente lo intenta
Día
A
Día,
Entonces, cariño,
Porque sigues diciendo
Que ver hacia abajo
Es mejor.

Que no entiendes
Que si no matas no sobrevives,
Tenemos dinero y un buen lugar,
Podemos beber whisky por días o semanas,
El mundo podría acabarse pero es lo que menos importa
Porque ya no estoy contigo
Y no tengo más que sentir,
Las manos en los bolsillos
No se pueden contener,
Fíjate bien en mi espalda
Porque he estado intentado que sea
Lo único que veas
Esta vez.

Rápidamente
Esa mañana
Ha hecho
Que ambos
Apretemos los puños.







-Castor Canalla-

Jueves En La Noche




Tuve
Una visión de ti,
Estabas
Al otro lado de la calle;
Tenías el cabello cambiado
Las manos a la espalda
Y esa sonrisa.

Después
Caminaste hacia mí,
Suavemente
Como si flotaras por el suelo;
Olías como siempre
A esa violencia
Que enternece.

Estaba perdido
En los iris penetrantes,
Y entre más cerca
El corazón más latía.

Te acercaste
Y me tomaste de la mano,
Me llevaste
A la esquina de los ebrios;
Me dejaste allí
Esperando a que
Fuéramos sombras.

Nos derretíamos
A ritmo del reloj,
Lentamente
Éramos el mismo líquido.

Corrimos
Con la velocidad de un relámpago,
Destruimos montañas
Con la fuerza de un parpadeo;
Si te dijera la verdad
En ese momento
Nada hubiera podido
Detenerme.

Estuve allí viéndote
Deseando no conocerte,
Quise dar media vuelta
Antes de que me olvidaras.

Tú sabes muy bien cuál es mi precio,
Así que porque no
Recoges tus monedas.







-Castor Canalla-

Dióxido de Carbono




Estuve caminando con las manos en los bolsillos,
Sin cuidado
De tomarme un tiempo
Tomarme un cielo,
Estuve desapareciendo
Y durmiendo en la acera,
Pero nunca pude sentarme
A descansar.

Y desde lejos escuchaba
Al espacio vaciándose
Y liberándose,
Cada vez más.

Y desde lejos escuche a tu corazón,
Haciendo ruidos raros,
Vaciándose y volviéndose a llenar.

No pude descansar
Nomas de pensar que esta vez había ya salido
Y escapado,
Flotando en el aire
Y estuve pensando en que delgada es la atmosfera
Como para descender.

Estuve moviendo las manos dentro de los bolsillos,
Buscando por otro cigarrillo,
Por algo que necesitar.

Y desde lejos escuchaba
A las aves desesperarse,
Y regodearse
En sus jaulas.

No pude dormir
En ninguna de las noches
Después de que
Estuve allí,
Flotando de aquí para allá,
Entrando y saliendo
De esa morada tuya
Que no me dejaba ir,
Pero que se había deshecho de mí,
Y como dióxido de carbono
No podía regresar.






-Castor Canalla-

Anónimo




Me levante de la cama
Quise saber
Qué hora era;
Mire dentro del espejo
Para tocarte, Alicia,
Pero no regresaste;
Y ahora me voy
Sin mirar atrás;
Llámame,
Dime que aun estas allí.

Sentí
Miedo y oscuridad,
Dentro de mis pulmones,
Cerré los ojos
Para intentar escucharte,
Pero allí
Estaba mi mente,
Adormilada
Y quizás un poco cansada de todo.

Quisiera que sepas
Que esta vez no he pensado en ti,
Estando en el lado salvaje de la calle;
Extiendo los brazos para ser llevado alguna parte,
Pero no,
Me quedo allí;
En donde
Te soñé
La primera vez.







-Castor Canalla-

Seguidores

Ten la decencia de acreditar lo que de aquí te llevas. Por su atención, gracias. Con la tecnología de Blogger.