Aproximadamente 7 Oportunidades

by SUZE




Si, camine detrás de los nubarrones,
Detrás de las condiciones que se habían impuesto gloriosamente;
Y mire a la cara al hijo de perra que me había condenado
Cuando alguien me apuñalo por la espalda,
Y entonces
Hubo barullo
En los alrededores de los arboles oscuros,
La tarde
De cielos naranjas
Que se pueden saber a melocotón.

Entre a las pericias de los huracanes que se aventuran a la tierra,
En la arena que se escurre sobre el hígado cada madrugada,
En la porta sintiendo el cambio de uno por otro,
Cuando la mitad de nosotros se quedo solo en ti;
Y entonces
Despacio
Escuche como ardías en llamas,
Y luego volviste
De rodillas
Usando las ropas que acababa de dejar.

Soñé con la mujer de ojos aceitunados
Tomándome de la mano y manejando un Cadillac,
Ella me llevo a los rincones de su habitación,
Y sus fuertes piernas me dejaron
Cansado y un poco orgulloso,
Y entonces
Desapareció
En las penumbras del beso de buenas noches,
El misterio
En vano
Moviéndose por el encaje y los vestidos de flores de ayer.

Los perros que han huido de la aniquilación
Se arremolinan en los callejones del mundo entero,
El planeta giró a otra mañana
Pero para ellos el futuro ha llegado
En formas cada vez más extrañas;
Y entonces
En las noches
Los aullidos se confunden con las sirenas,
Escuche
Sus llantos
Ahogados en tanta emoción sumergida.

La primera vez que se toca el fondo de la piscina,
Los pies resbalan y ahogan a la garganta con un poco de realidad,
Donde se encuentra lo peligroso
Es que uno no quiera volver;
Y entonces
En los océanos
Se ahogan santos y demonios,
Justamente
A las tres de la tarde
Cuando se supone ellos lo puedan ver.

Los errores que debilitan al cobarde en sus diplomacias
Son el exceso de lo que había sido exagerado,
Es difícil tratar de ir contra el viento
Con el gesto idiota en las mejillas,
Y entonces
Cuando se pierde
Hay que comenzar los tratos,
Para que,
Porque
Se trate de evitar la miseria que no se logra saber.

Si, camine detrás de los nubarrones,
Con un montón de flores en la mano izquierda,
Pacientemente me senté en la orilla de fuente
Cuando alguien me apuñalo por la espada,
Y el bastardo
Allí estaba
Con la mujer más bella que había visto,
Y entonces
Se pagaría con sangre
Pero no con la mía.











-Nouvelle Cano-