Las Despedidas

by SUZE


En estos días previos al inicio de semestre tuve la cabeza vacía. Y de repente, a sabiendas que tenía que levantarme a las 4:30 de la mañana? Noche? esas, a las 3.30 se me ocurrió una idea.

Los publico todos porque son breves.


Fragmentos y Outtakes.








#1

No cargues el suéter de lana
Que hoy
Hay buen sol.

Dibuja con tu lápiz blanco
En la oscuridad del cielo,
Cuando
Las cosas se vuelven lentas.

Siente el calor de las cobijas,
Respira y mírate
Los pies;
Suspira por él.

Y hoy no lleves
La sombrilla,
Quizás llueva
Pero disfruta del agua.

Escuchaste el reloj
Avanzar
Sesenta segundos sin detenerse,
Y ahogarse.

Así que no cargues el suéter de lana,
Que hoy hará el fresco,
Cuando la luna
Se te recuerde.




#2

Profundos océanos
Elevándose por las montañas,
La corriente
Es cálida debajo de allí,
Sueños de verano
Con olor a primavera.

Siguiendo a las gaviotas
Hacia el alba,
Los ojos
De quién miente,
Son como fantasmas
Que deambulan
Hasta el fin de la noche; en sus habitaciones.

Todos se han marchado
Hacia la mañana
Y quizás
Yo voy hacia atrás.

Fui abandonado
Bajo las sábanas,
Tragado por las penumbras
De la noche,
Y de las cosas
Que suceden
Cuando todos duermen.

Y escuche el decoro
Del cinismo propio y ajeno,
Pensé, solo pensé;
Toque las campanas de después
Y sonaron huecas,
Justo como antes
De ayer.




#3

Fui la tormenta que derrumbo las palapas,
La bestia que se acurruco en la pared,
Los días perdidos bajo los cielos de otoño,
Fui lo que no paso
Ni lo que se pensó,
Fui la respiración del moribundo
Deambulando a espaldas de Dios.

Fui la calle que se harto de los transeúntes,
El robo de las joyas de la corona del rey sin corona,
La vergüenza de los tiempos ante la modernidad,
Fui lo que se rumoro
Lo que se vació,
El desenfoque de la fotografía
Del paisaje que no se repetirá.

Quizás, solo quizás,
Un tal vez
Antes de que los días se acaben,
Quizás, solo quizás,
Un tal vez
Para detenerse.





#4

Astronauta
En el corredor de aquel sótano,
Desafortunado durante la presión.

Poca gravedad en el suelo,
Poca gravedad de los hechos,
Bajo el polvo de la maquinaria sin nombre,
Con las palabras
Para cada uno de ellos,
Dedicadas
A cada uno de ellos.

Tal vez es momento de salir
De la cabina ahora que nadie está escuchando
Ni viendo,
En los arcoíris y las estelas de luz,
Porque después de aquello
Querrían comerse tu cuerpo;
Astronauta.

Despacio en las cortinas
Las flamas de lo que se dijo
Y se pensó
Y se sintió
Y se olvido
En el regreso,
Al golpear el océano.




#5

Yo no quise ser tu amante, ni tampoco tu suerte,
Lugares como tiempo
Perdiéndose en la penumbra de lo que empieza,
Termina lo que sucede
Cuando los parpadeos son miles de millas;
Soplaste a mi casa de cartas
Y dejaste los comodines;
Despacio el sueño de los rumores
Se vuelven piedras
En el estomago, y en la mente.

Bebe de mis manos.

Colapsos en la mañana, de los bolsillos vacios,
A través del bunker
Entra la voz desesperada,
Viajes hacia el este de la noche
En Tijuana y Sonora,
Tome el rumbo al calor
Y al sabor del desierto,
No llores mi querida, que Dios nos vigila,
Saben que me he robado
Todo lo que he podido.

Come de mí, que queda poco.



#6

Cuando sea el día de los tragos de café
Y los gritos ahogados,
Estaré por allí rondándote
Para abrazarte por la espalda,
Esto fue por lo que no se dijo
Y lo que no se sintió, a tiempo;
Estarás en mi cena cada noche
Y cuando pierda el control,
De mi aeroplano
Contra las montañas,
De mi lluvia
En las inundaciones.

Quizás no me despedí como debería,
Pero los días son largos
Y hay mucho entre un parpadeo y otro,
Quizás se acabo el momento
Para asustarse,
Pero es mejor el comienzo
Porque no hay nadie para escuchar
Que ese fue el día más perfecto
Que pude haber tenido.





Se nota el decremento de calidad de acuerdo al desgaste de la misma idea. 

Todo giran en torno a lo mismo: las despedidas.






-Musa Missoni-