------------------------------

by SUZE

Esto es lo que me sale cuando nomás no logro concentrarme:



No se busco por lo terrible del movimiento de las olas,
Ni adentro de lo que no se tocaría, pretextando,
No se busco, por la gentileza de los marcos de la puertas doradas,
Ni debajo de las camas, con la cara al suelo,
No se busco por lo que te dijo tu madre antes de escaparte,
Y antes de que tomaras el dinero por su cabeza,
Ni todo su amor,
No se busco que de amantes fuéramos amigos, y de amigos: desconocidos,
Dispárame ahora que puedes,
No se busco que algo de semejante dignidad se interpusiera entre nuestras razones,
Seremos corruptos, malhechores y pecadores,
Pero nunca decentes.

No se busco que lloraría aquel hombre que juro cortarte las manos,
Ni que quisiera que le diera muerte, ni que quisieras rezar junto a él,
No se busco que abrieras las ventanillas del automóvil
Para asomar la cara y gritarle al mundo acerca de todo aquello que te debe,
No se busco por mentirle a quienes nos pedían la mano,
Solo un par de puños que se destruyeran contra los muros
Que ayudaste a levantar;
No se busco que fuéramos amantes, ni siquiera conocidos,
Entre tanta multitud,
No se busco que algo de semejante temeridad se atravesara entre las callejas,
Seremos olvidados, condenados y sepultados,
Pero nunca como ellos,
Y yo como tú.






Y ya no he escrito mucho, son horas bajas.


-Musa Missoni-