Repetición, Otra Vez.

by SUZE





Quizás fue el movimiento de las hojas secas con el aire
O tal vez el canto de los mirlos en la oscuridad,
Haciendo eco en las frías paredes de los locales cerrados,
El temblor de los huesos,
De las manos y los ojos;
Quizás es la nostalgia de ser el último día,
Algunas veces simplemente es el destino.

Quizás fueron los perros en la callejuela,
O tal vez la confusión de los recuerdos arremolinados,
Las extrañas sombras que se apartan lentamente,
Separándose por los motivos del hambre;
Quizás es la decadencia de los cuerpos,
Algunas veces simplemente es la tristeza moviéndose entre los pies.

Quizás es la manera en la que el tiempo se termina
O tal vez la manera en que la llave hace girar la perilla,
La luz de los automóviles errantes después de la fiesta,
La música colándose por los tímpanos;
Las maletas en la cajuela,
Quizás es la molestia e incomodidad,
Algunas veces simplemente se trata de la complicidad.

Quizás es la piel lozana desgastándose contra el ocaso
O tal vez la memoria perdiéndose por el deterioro,
Los puentes se derrumban al primer paso
Dudando sobre lo que no podría pasar,
El miedo de mirar y ser mirado;
Quizás es la ternura enfriándose,
Algunas veces simplemente es la rotura de la espalda.

Quizás son las puertas cerrándose
O tal vez las lluvias  en primavera destilándose,
Cayendo a las jaurías de los momentos desastrosos
Y los celos de la vendedora de rosas en la esquina,
De iris acaramelado y labios rojos;
Quizás se agota la oportunidad
Algunas veces la falta de fuerza de dar tres pasos atrás.

Quizás la gente habla demasiado
O tal vez la información es insuficiente,
La creencia pérdida de lo que ha sucedido
Mientras se mantiene la tutela de lo perdido,
Cuando se ha nacido al mismo tiempo,
Quizás son los motivos equivocados,
Algunas veces simplemente es lo vivido.






-Musa Missoni-