Galletas

by SUZE




De Quevedo a Rubio,
Setecientos kilómetros y horas,
Canciones de mediano uso
Y mujeres que se rumora son de piernas gruesas;
Sin velocímetros ni combustibles
Solo un poco de tarde soleada.

Sostuve en mi mano
Una considerable fortuna,
De malgastadas horas
En habitaciones a oscuras,
Dime cariño porque has errado con mi nombre?
Yo no soy Arthur Rimbaud,
Yo soy el otro quien es él.

Demasiada agua
Llenando la habitación,
Las lluvias de la mañana
Han entrado en tus pantalones,
No hay razón para asustarse
Solo necesitas una tarde
Con mi amigo Jesse James.

Tuve visiones de bencedrina,
Tuve conexión con Carlo Marx,
Quise decirle  que fuéramos a Hamburgo,
Para bailar un poco el sudor alemán,
Pero él no estaba atento, estaba en La Habana,
Estaba desnudo en su sótano temporal.

Quiero una mujer de Memphis,
Una que sepa cómo hacer el blues,
Tengo una mujer de Calexico,
Llevo amándola años y ella no me ama a mí,
Estoy enamorado de una mujer que no me entiende,
Estoy enamorado de una mujer que ni siquiera me atrae.

De Rubio a Quevedo,
Setecientas horas y ramos de flores,
Eran hermosas las luces del túnel,
El olor de la grasienta moneda,
Estoy hurgando en los botes de basura
Buscando aquello que tanto me recomiendan.

Tome fotografías de todo Texas,
De San Antonio que tanto odie,
No entiendo el espíritu de quien lo viste,
No hay nada allí que sea de bien,
Vamos a Austin, maleta bajo el brazo,
Vamos a hacer el tiempo valer.

Inundaciones con Charlie Patton,
Ornitología de Charlie Parker también,
Bajo la tierna sombra
De los Bandidos del Rio Frío y La Cabeza de la Hidra,
Nada que ver una cosa con otra,
En los pensamientos de quien duerme en la acera.

Ruidos que salieron por las narices,
Del robot protoplasmático que se revolcaba en los huesos de un modelo anterior,
Mire por la mirilla
Para ver quien era él que tocaba,
Era el mentiroso que le mentía al mentiroso al decirle que le mentía,
Era quien sabía todo lo que sucedía.

Jugué a las cartas con Rodrigo de Borgia,
Apostamos al día de ayer,
La gente se levantaba por la mañana,
Gritaba consignas por las ventanas,
Pero esta tan perdidos entre la cultura
Que ni siquiera han visto que sigue siendo antier.









-Musa Missoni-