Ed Dunkel

by SUZE




En la penumbra de la soledad, bajo el violento cielo oscuro,
Los niños y sus madres duermen en cada hogar,
El va lentamente, sudando y jadeando,
Tratando estar cercano
A lo que le habían prometido,
Pobre Ed Dunkel, por Frisco y Denver,
En Times Square observado por su fantasma.

Estuvo con Galatea en una habitación,
Por quizás siete horas seguidas,
Las campanas de la lejanía le llamaban,
Entonces si el amor no es promesas
Tampoco se trata de ilusiones;
Pobre Ed Dunkel, dulce angel perdido,
Alejándose a cada paso, acercándose a ninguna parte.

Durmió en los bosques terribles de la América Salvaje,
Bebió cada copa que le ofrecieron
Estuvo en la gloria y en la miseria,
Fue melodía de bop, condujo hasta cansarse,
Estuvo amando alguien sin haberse dado cuenta;
Pobre Ed Dunkel, abandonado en Nueva Orleans,
Con el viejo Bull Lee, con la sombra de Dean.

Escucha cada sonido de los pasos, detrás de él,
Siente como es atravesado
Por un ferrocarril al errar de vías,
Estuvo por mucho tiempo deambulando por allí,
En busca de la Palabra, de lo profundo de sus ojos;
Pobre Ed Dunkel, cada cosa entrando y saliendo,
Cada frase, cada pedazo del corazón.

Y lo que necesita aun no lo descubre,
Perdido entre las piedras y bencedrina,
En el asiento trasero durmiendo
Jodiendose al tiempo sobre su espalda,
Trabajando en mantenerse vivo
En saber qué día es hoy;
Pobre Ed Dunkel, delgado ojeroso de labios cerrados,
Por donde ahora el clima no parece cambiar.

La habitación está desierta, solo hay tubos de anfetas,
Un trozo de océano inclinado hacia el sur,
Galatea esta a su espalda abrazándolo,
Mirándole con hambre
Pero con el corazón lleno y un poco de ron;
Pobre Ed Dunkel, le ha abandonado
En más de una ocasión, por ninguna razón.















-Musa Missoni-