Infame

by SUZE




Estuve caminando
Por la calle vacía,
Mirando a los perros merodear,
Bebí un poco de agua de una llave,
Y de repente alguien me golpeo por la espalda,
No pude verle
Estaba cegado,
Sentí como hurto mi abrigo,
Corrió
Hacia el oeste,
Y se perdió por donde yo había llegado.

Seguí buscando en el suelo
A ver si encontraba alguna huella,
Pero las costillas me dolían
Como si hubiera sido atropellado,
Mi nombre se repetía en mi cabeza
Con la voz de la damisela que recorría las paredes,
Ella dejo
Sus manos en mis hombros,
Como una sombra que estaba sobre mí,
Entonces
Muy despacio le quite
Todo vestigio de haberme conocido.

Encontré a la distancia
A un policía,
Sus ojos como flamas
Erigían furia desmedida,
Le conté lo sucedido
Y me dijo que quizás debería correr,
Entonces
El estallo en llamas,
Me dijo todos los misterios de la vida,
Se hinco y pidió
Un poco de calma,
Me dijo que no regresara por allí.

Caí en un agujero
A unos cuantos metros de camino,
Sentí como la tierra invadía
Mis dientes y mi lengua,
Dije que no debería abrir la boca
Y un poco más de polvo me lleno la garganta,
Muy torpe
Estaba allí
Injuriando en contra de todos en esta ciudad,
Pero en instantes
Estaba de pie
Llorando y con la cara rota en mil pedazos.

Rompí una ventana
Con el puño,
Robe todo el licor
Que encontré,
Me refugie en un callejón
En el que se alargan las horas,
Y en cuclillas
Bebí como un niño haría con la miel,
Muy dulce
La tristeza
Adentrándose en los laberintos de mi mente,
Muy tarde
Para mí
Es quizás la única oportunidad de salir.

Mi amante
Me encontró recostado en el suelo,
Me llevo a su casa
Y me lavo el rostro,
Después me dio un par de centavos
Y dijo que no quería verme más por allí,
Y entonces
De nuevo en la calle
Entendí que mi corazón estaba quebrado,
Así que
Me distraje un poco
Con las estrellas del cielo de madrugada.

Estuve respirando dificultosamente
En la neblina espesa de los hidrocarburos,
Tome un taxi
Pero di una dirección que no conocía,
El hombre intuyo que mentía,
Así que le rompí la nuca de un solo golpe,
Y lo deje
En la acera
Perdiendo la tibieza de su sangre,
Y yo hui
Muy rápidamente
Pensando en que no podrían encontrarme alguna vez.

El sufrimiento estaba expandiéndose,
Algo se había clavado en
Mi frente,
Las lágrimas se me salían
De la nada,
Pretendía que no sabía porque,
Estuve
Mintiéndome
Por quizás siete cuadras,
Pero después
Mate a otro hombre
Y tuve que salir de allí también.

Si, estuve caminando
Por la calle vacía,
Jurándome que no estaba solo
Ni que era culpable,
Estuve excusándome por cosas
Inútiles,
Así que no tenia acuses de recibo,
Y entonces
Supe
Que no estaba equivocado,
Así son las cosas
Desde un punto de vista,
Y estaba a mano con todos los que me debían.







-Capuccino Mendoza-