2009

by SUZE


Fotografía: Amamak



La madrugada se ha extendido como llanura
En tu cuerpo,
La he estado observando como es que recorre cada parte que no sabía que tenias,
La he visto romperte los huesos
Y sacudirte el cabello mientras sonríes,
Y te tomo de la mano solo para que sepas que estoy aun aquí.

Dices que hemos sobrevivido
A peores tormentas,
Tú no entiendes
Que me fui,
En el último ventarrón
Antes de si quiera conocerte,
Y te tomo de la mano estando a cientos de metros de ti.

No he podido conciliar el sueño
Ni siquiera dormir,
Y tú no sabes la diferencia
Entre esto y lo profundo de la melodía
Que tanto esmere para ti,
Hay algunas cosas
Por las cuales rendirse,
Hay otras
Que ni siquiera se intentan,
Y te tomo de la mano solo para robarte calor.

He visto a alguien
Entrar por la ventana cada vez que suspiras,
Que quieres que piense si se sienta en mi silla,
Pero entonces pienso
Y dudo
Si alguna vez fue mía;
Y te tomo de la mano solo para que sientas que sigue por aquí.

Te he visto cerrar los ojos
Cada vez que intento reflejarme en ellos,
Te he visto quedarte muda
Ante los silencios que aquejan la duda,
Te he sentido
Fría
Como un cadáver,
Y te tomo de la mano antes de que desaparezcas de la fotografía.

La última noche
Te confesé mis pecados,
No escuchaste,
Y finalmente decidí mostrarte mi cuerpo desnudo,
Para que como cuervo
No supieras que hacer;
Y te tome de la mano para que me leyeras la mente.

Me apedreaste en seguida
Y me llamaste mentiroso,
Dijiste que nadie nunca
Había sido capaz de beber tu sangre
Y escupirla en el piso
Sin saber por qué;
Pero entonces
Yo te apedree a ti;
Y te tome de la mano para caminar juntos a la salida.

He escuchado voces en la noche
En los muros de mi húmeda habitación,
He escuchado sollozos
Y cientos de personas pasando por la calle,
Dolosos en la consistencia fluida de las seis treinta y nueve,
Bésame antes de que sea más viejo,
Y te tomare de la mano para sentirnos más cerca
Uno del otro.











-Capuccino Mendoza-