Nicotina.

by SUZE



Viajando por toda la ciudad, bailando un poco el bop y quejándose de lo complicado que resulta encontrar a alguien con quien compartir el espíritu, he descubierto que el día de hoy me duele la cabeza y quizás un poco el alma; estos últimos momentos me descubro pensando que estoy en el lugar equivocado, no hay nadie a quien reconocerle la cara, ni que reconozcan mi cara, todos por aquí saben mi nombre, el domicilio de mi amante y lo difícil que ha sido tratar de ocultarla, quiero regresar, quiero regresar, quiero estar recostado boca abajo sintiendo como es que poco aire ilumina mis pensamientos, que siempre se escapan, siempre se escapan. Nicotina recorriendo las venas, dame otra oportunidad para recapacitar, para tomar valor, para perderme de nuevo en laberintos de imágenes en las que todo lo que no merezco me hace querer nunca despertar.

Camine por las locas penurias con las que nadie nunca jamás podría haber lidiado, vencí a reyes, cargo con muertos y cave pozos, y eso no importa, a nadie le importa, porque por ninguna razón eso me ha hecho lo suficientemente apreciable por un corazón piadoso que se atreva a decirme que estoy equivocado, nadie es para mí, nadie está conmigo, y la noches otra vez se están volviendo demasiado largas, así que porque esforzarse, porque pelear, porque demostrarme que lo que ahora tengo es lo que estaba buscando. Nicotina recorriendo las venas, llévame de regreso hasta el fondo de la habitación, enséñame que hay alguien llamando a la puerta, y que seguramente no trae deudas solo un poco mas de agua.








-Victoria Rivera Deville-