Como Si Se Tratase De Una Droga.

by SUZE

Regularmente publicaba aquellas cosas que sentía que eran ad-hoc al momento en que me encontraba. Pero he decidido publicar todo aquello pasado ya que este no es válido para mí, en el sentido de que ahora prefiero ver hacia adelante y dejar de dar vistazos hacia atrás. Por qué? Porque siento que es necesario hacerlo. Por que hacerlo? Solo siento que el pasado debe de quedarse atrás a donde pertenece. De jalón tal y como se hace con la heroína. De aquí en adelante solo publicare como vaya escribiendo (por tanto ya no pondré fechas en el titulo de la entrada). Lo ahora publicado abarca de un periodo del 25 de mayo del 2007 hasta el 7 de diciembre del 2010. Diferenciadas por cada pseudónimo. Cabe destacar que no es como lo mejor o una especie de Highlights, son elegidos al azar para no comprometerme a querer publicarlos todos.
--------------------------------------------------------------------------------
The Early Years

Alka Seltzer.

No comprendo porque nadie te lo dijo,
Pedazos de cristal rasuran tu sentir,
Has caído en un juego tonto;
No hay reglas, no hay infracciones.

Con la boca seca,
Dudando sobre tu existencia:
Cabalgando por la inexperiencia,
Buscando un remedio para la desesperación.

No comprendo porque nadie te lo dijo,
Ingesta inmoderada de metanol,
La noche se prolonga como en invierno:
Hundidos en la lujuria hacia las laringes.

Con la cabeza a reventar,
Sintiendo comezón en el aura,
Pensando que todo es un sueño:
Un sueño en el que soy tu amante.

No comprendo porque nadie te lo dijo,
Nos haces sentir inservibles,
Crees que puedes recuperarte,
Pero no entiendes que no sabes escapar.

Con ideas fatales,
Creyendo en falsos ídolos;
Nadie podrá salvarte:
Siempre y cuando no quieras ayudarte.

Alka Seltzer,
Bajo prescripción,
Un abuso con pasión.

Alka Seltzer,
Bajo prescripción,
Un abuso al corazón.




Beat Bangladesh & the Rishikesh Big Band.

Infinita Soledad.

Viene y se va,
Como el cielo a través de mí,
No existen los buenos anfitriones;
Ríe, casi caigo otra vez.

Mi reino, mi fe, mi luz,
Mi dinero, mi amor, mis cigarros,
Y cuando creí perderlo todo:
Me perdí.

El viento habla,
Siempre esta hablando,
Me quiere matar;
Pero la ignorancia es más peligrosa que las palabras.

Puedes escucharme susurrar,
Puedes escuchar el crujir de mis dientes,
Una pesadilla húmeda,
Después de hoy solo tendré esta infinita soledad,
Ríe, casi caigo otra vez.

Ahora puedo sentirme ceder,
Comienzo de nuevo,
El recuerdo fotográfico no me deja ver,
Tropiezo justo cuando comenzaba a volar.

El viento grita,
Siempre esta gritando,
Me quiere matar;
Pero la tristeza es más peligrosa que la muerte.



Mr. Jones

Beat Delta Blues.

En la manera………

En la sutil bandera a
Orillas del Mississippi


Orgasmo No. 22

Lápiz labial                               Lucille                                  Motown

Ray, Ray, AMIGO Ray, EN DONDE ESTAS?

Mi Querido Dominó Sabes Que No Es Una Vergüenza: En La Delta A Bordo Del Ferry Que Lleva A La Locura, A Las Cataratas Y A Las Pirañas, La Muerte Parece Un Maravilloso Lugar.

Y los unicornios con mis amantes,

Vuelan y vuelan yéndose al carajo

Agua, fruta

Supremacía y saliva.                                 House of Blues.

Welcome to the paraíso de las multitudes orgánicas.

M        J
I          A
R         D         Que es lo nuevo por este callejón?
A         E
M        A
        R
                                                                   Que es lo nuevo por este callejón?

VENUS Y MARTE EN conjunción, a la ESPERA DE QUE pierdas tus dientes
DaMe la tristeza y da Un trago dE mis gáRgarAs espesaS.


Mrs. Jolene Vandebilt

Mientras Duermes.

Persigo a una sombra,
Cuando la luna llora,
Y estoy preparado para dudar:
Mientras aplaudes.

Siento romper mis huesos,
Con un mondadientes,
Y estoy preocupado por los muertos:
Mientras sonríes.

Y si mañana todo fuera rojo, rojo carmesí,
Quizás azul,
Vería a la gente corriendo,
Peleando por papel,
Fumando a sus hijos en pipas gigantes.

Estoy huyendo de un árbol,
A quien debo dinero,
Y estoy dudando de su seriedad:
Mientras bostezas.

Siento que es hora de detener el tiempo,
Para sentir su calor,
Y estoy perdiendo la inocencia:
Mientras duermes.

Y si mañana fuera un gran monje, un maharishi,
Quizás Dios,
Vería a la gente adorarme,
Comprándome flores,
Para salvar un poco de amor.
Estoy subiendo el Everest,
Con un par de elefantes,
Y estoy sintiendo un poco de cansancio:
Mientras deliras.
Y estoy cavando un agujero en el cielo,
Para que deje de llover,
Y estoy encontrando carbón:
Mientras lloras.
Y estoy bailando con la muerte,
Un vals eterno y alegre,
Y estoy sorprendido por su gran compás:
Mientras huyes.
Y estoy huyendo de un árbol,
A quien debo dinero,
Y estoy dudando de su seriedad:
Mientras bostezas.
Y estoy subiendo el Everest…



Artemio Torrentera Vázquez Santanera.

Strange Day’s Blues.

En el silencio de la noche;
En la inocencia provocada al escuchar tus palabras,
Resulta extraño sentir tus pasos;
Y mi alma cansada dormita en el suelo,
Mientras tomas una copa de vino,
Observas al escenario; vacío, lleno de basura,
Solo el aire relatando chistes de mal humor,
Si tan solo tuvieras la respuesta a mi pregunta:
Pero eso sería cuando los días dejen de ser raros.

Si por fin estuvieras durmiendo a mi lado,
Y el frío se quedara tan solitario como una oveja sin pastor,
Las calles no estarían tan desoladas,
Y un niño llora en un callejón,
Nunca me habría importado su razón, sus lágrimas, su suerte,
Pero me has enseñado a querer saber,
A saborear la pena,
A soportar siempre un gran peso:
Para estar contigo en mi tiempo de muerte.

Los días lluviosos; van y vienen siempre a la misma hora;
Sin preguntar o responder, sin siquiera saber el porqué,
Y te atreves a mirarme cuando soy débil,
Te burlas de que hilo un sueño a la carne viva de mi verdad,
Y te alejas solo para contarles a los demás;
Que estoy agotado, hastiado,
De que te he amado tanto que he perdido mis ojos;
Y que volverás cuando los días dejen de ser raros.

Cuando el final de la celebración se acerca,
No puedo sentirme listo aún;
Así que bebo toda copa ajena,
Definitivamente se me ha acabado la ilusión,
Se que todo es gris,
Y aunque el sol toma un antiácido es en vano,
Ya no podrá sentirse igual,
Porque su corazón es tuyo,
Y el mío también lo es;
Un extraño canto se escucha a la lejanía;
Una dulce melodía que reclama lo que nunca ha sido suyo.

24/12/09




Johnny Dylan.

Lonely Blues #420

Nadie ha podido escuchar mi voz,
Que resuena como la lluvia fuera de sus días,
Y nadie podría saber que no tengo a donde ir,
Porque hay ríos sombríos que quieren llevarme hasta tu puerta,
Que he tocado antes sin obtener respuesta.
Las tres de la tarde y ha comenzado a anochecer,
No puedo creer que otra vez volví a perder el pie,
Así que dejare que me hagas daño,
A cantaros he pedido por ello,
Y deseo un trago que se oculte bajo mi piel,
En donde tengo tatuada tu dirección y un mapa para regresar aquí.
La primera vez que descubrí lo que era la muerte,
No creí que fuésemos tan cercanos,
Así que de nuevo quisiera recordar lo que se siente estar de su lado,
Sufriendo por el hecho de que no tengo complicidad,
Contigo, o con el océano perdido,
Y creo que esta vez necesito un trozo de ti, de tu dócil seguridad,
Aunque ya tengas un amante, no importa que seas feliz con él,
Porque sabes que al final del día soy tu propio vagabundo,
Abandonado en este universo tuyo,
Y me quejo porque llevo tiempo buscando la salida,
De la que celosa guardas la llave,
Sin una razón para tenerme aquí, bajo tu sombra cruel;
Bajo esa mirada que no me deja alejarme de ti.



Johnny Dylan & the Nashville Motherfolkers.

Mientras Nos Encerramos En El Baño, Mientras Nos Encerramos En La Habitación Del Fondo.

Este lugar se derrumba,
Por la incapacidad de salvaguardarse a tiempo,
Que siempre se pone del lado contrario,
A burlase de nosotros,
De nuestras malas noches;
Mientras nos encerramos en el baño,
Para no escuchar nuestras voces,
Darle valor a nuestros lamentos,
Que se han ido, que no van a volver,
Porque somos demasiado lentos,
En la ciudad que a nadie importa.

El humo flota a través de mi mente,
Cuatro veces más de lo habitual,
Como cuando éramos hermanos,
Hirviendo nuestras pieles en lava incandescente,
Para encontrar la razón de nuestras diferencias,
Y porque nos gusta pensar que no hay nada mas que nosotros,
Bajo la sombra de un árbol,
Recobramos la confianza,
Mientras nos encerramos en la habitación del fondo,
Para no escuchar nuestro llanto,
Darle valor a nuestros momentos,
Que se han ido, que no van a volver,
Porque somos cada vez más lerdos,
En la ciudad que dormita desesperada.




Flaming Dennis y Los Paranoias.

Para Volver A Empezar.

Cuando dije que ya había sido suficiente:
De pretender que nunca había visto tus ojos,
Que siempre han estado cerrados para mí,
No pude evitar romperme algunos dedos,
Contra el muro, golpeándolo con furia inerte,
Y tu, tan intensa y cruel,
Recordándome que no soy yo a quien estas buscando;
Recordándome todas las celebraciones de ayer.

He estado atrapado en Memphis,
En el tercer sueño de una noche nublada,
Torpe y lento, en mis modos de hablarte,
Sintiéndome asfixiado,
Desde el primero de mis días,
Luciendo cicatrices a manera de joyas,
Y lo vacio de mis bolsillos,
Sin un camino de migajas para poder volver,
A la gentileza del reproche,
A la última pieza de fragilidad.

Tuve un accidente lamentable,
Debajo del puente que nadie cruza,
Y después de recuperar la conciencia,
Tuve el control de lo que nunca pudo pasar,
Espere tanto tiempo por un momento de calma,
Que ya no quiero saber del viento,
De la pereza, ni nada de ti.

Ahogándome con el frio, que golpea a puño limpio,
Y que nunca falla,
Y embriagado con cada una de sus maldiciones,
No has notado, que ya no sigo tu rumbo,
He caído y me he quedado detrás,
No te preocupes cariño, me has enseñado a conversar con el suelo,
Así que puedes esperarme en la siguiente puerta.

Cuando camino por brasas ardientes, y pasadas,
Anhelando salvación, una extrema unción,
Recuerdo que aún no puedo evitarte,
Para poder volver a empezar,
Y aunque te has ido a dormir,
Sigo conversando contigo,
Para poder compartir mi más profundo dolor.



Después Del Banquete De Los Errantes.

Debajo de la cama has ocultado un vaso con ginebra,
Intentando preservar el tiempo,
Y detenerte a pensar.

La luz,
Baja de voltaje,
Regresando y yendo,
Riéndose de ti;
Que has cerrado los ojos.

Cual temor?
Podrías tener,
Acerca de tus manos,
Que no se preocupan más,
Las has dejado,
Discutiendo solas otra vez,
Mientras tomas un viaje,
Para encontrarte contigo;
Para pedirte perdón,
Acerca de lo que sucedió,
Cuando decidiste no decir nada.

Habría alguna objeción?
Para el amanecer,
Que se acerca tímido,
A pedirte permiso para volver.

Detrás de la falsedad,
Cuando el viento sopla,
Sin contemplar su vastedad,
Eres perspicaz,
Con cada paso, cada suspiro,
Dejando al mundo de lado;
Estando a solas en la habitación,
No puedes encontrar similitud,
Entre la luna y la marea,
Y estas llorando,
Por los amores perdidos,
Debajo de la cama.