La Noche Del Sábado. (29/03/11)

by SUZE


Cuando,
Después de la velada,
Camino hacia la acera contraria,
A donde ella ha estado esperando,
Siento que se me acaba el aire,
Se me escurre el rostro,
Y se me quiebran los ojos,
Y es que ella aun se arrastra por el suelo pretendiendo hacerse la fuerte,
Pero cualquiera,
Habla sin saber,
De cuanto puede perder.

He,
Estado atrapado,
En aquel automóvil verde,
Embriagándome con rencor,
Y ella,
Lejana de mí,
Estaba atrapada,
En un callejón,
Oscuro y desolado,
Pero ahora pongo las manos en los bolsillos y obtengo un caramelo,
El cual le doy,
Elegantemente,
Simulando darle la razón.


Ella,
Me lleva hacia su casa,
Llena de lodo,
Llena de luz de luna;
Y,
Después de las presentaciones,
Ensucio mi camisa de vino rancio,
Y espero pacientemente a que se seque para poder sentirme aliviado,
Porque ella ha escondido una fotografía,
En la alacena,
Una que nunca he podido ver.


Sirve ahora ron,
En tazas de porcelana,
En donde regularmente se bebe te,
Ella,
No presume de nada,
No tiene porque hacerlo,
Ella sabe que no me interesa lo que es capaz de lograr,
Pero grita que se lamenta por todo el amor regado por el suelo,
Y yo solo digo: no hay nada que hacer,
Solo cierra un poco la ventana,
Que ha comenzado el vendaval.


He,
Estado consumiéndome,
Perdiendo los zapatos,
A mitad de la avenida,
Y ella,
También camina descalza,
Desde meses atrás,
Cuando malgastábamos el tiempo,
Y yo,
He desobedecido al juez,
No entiendo de culpas,
De nada que no sea acerca de sus pies.

 

 

- Demetrio Wilbury Kauffmann de la Soledad -