Archive for 2011

En El Camino





Recordé
Los viejos libros que se hallaban en blanco,
Que pensaban llenarse de imágenes,
Que pensaban evaporarse como el alma a diario.

Pensé
Que estaba casi muerto,
A los pies de los injuriosos que me perseguían,
A los pies de quienes siempre han llevado mi rostro.

Escuche
A los demonios llamándome,
Y a ti también,
No sé por qué.

Quizás
Esta noche
Deberíamos
Alejarnos
Lentamente
Uno del otro,
Cada quien
Con su costa
Y su arena,
Quizás
Esta noche
La lluvia
Será cómplice.

Recordé
Que no había manera,
Para hacerse de un pedazo de universo,
Para soñarse mutuamente
Aunque fuera en secreto.






-Castor Canalla-

Cuando las Luces Se Apagan y Uno Siente Que El Cuerpo Se Vuelve Más Ligero




Escuche
Muy quietamente
Un susurro perdido
Tomando un poco el espacio
Entre la luna y mi oído
Repentinamente.

Escuche
La eternidad de tu piel
Siendo rozada por el aire
Tan profundo y etéreo
Molesto y perdido.

Y escuche
Cada una de los románticos fracasos
De los sueños nunca terminados
En la mañana olvidados.

Escuche
Que alguien gritaba
Secretos casi invaluables
Verdades dolientes
Palabras revueltas.

Escuche
El final de la noche acercándose
Llenándose de luz la ventana
La habitación
Las promesas
Y partes del cuerpo.

Y escuche
A los temerosos labios
Encontrarse con la risa nerviosa
Que sangraba
Que latía incesantemente.

Escuche
A los demonios esta vez
Pero no pude hacerles caso
Estaba demasiado ciego
Como para saber.





-Castor Canalla-

Aquí





A Karen, con todo el corazón.



Despacio
Se ha cerrado la puerta,
Palabras y vastedades,
Pacientes parpadeos
Extrañándose uno tras otro,
Se escuchan los arboles
Llamarse los unos a los otros,
Las flores enamorarse
De sus dulces olores.

En primaveras y en inviernos,
En huracanes y sequias,
Las paredes siempre son del mismo color,
Hacen las mismas conclusiones,
Se habla de las mentiras,
De lo cruel de sus consecuencias,
Pero no existen las falsedades
Existen los puntos de vista
Y las fallas en ellos.

El reloj se ha trabado
A las once con nueve,
Y los caballeros en la calle
Se encuentran a la espera,
Las estrellas de la noche
Se encuentran apagadas,
No hay ahora quien las entienda
Porque no tienen una causa para llorar.

El frío se cuela por la ventana
Porque hay alguien fumando
Esperando por la magia
Que solo ofrece el llamado de la distancia,
Yo estoy con los ojos cerrados,
Con los brazos cruzados
Y el pensamiento y medio suspiro
Son para la mujer por la que he de estar aquí.





-Castor Canalla-

Mentirosa




Mentirías
Si dijeras que eres una piedra
Hundiéndose en el río.

Mentirías
Muy quietamente
Al quitar todos los espejos
De tu camino.

Lentamente
Duerme;
Lentamente
Sueña,
Arrástrate en cada noche.

Mentirías
Si te fueras por el callejón
Suponiendo que es más rápido.

Y lentamente
Quítate cada una de tus ropas
Y déjate ver
Desnuda;
Frente a tus ojos cerrados
Solo un momento.






-Castor Canalla-

Constelación #9




Camine
Por la calle
Sintiendo frio
Y tristeza,
De azul
Era el cielo
Con su luna,
Y Marte
Estallaba,
Los brazos caídos
Y cansados,
Quebrándose
Y desfigurándose.

Soñé
Con la flores
Del día de muertos,
Altares
Y veladoras,
La fortuna
Me abandono,
Y mis palabras torcidas
Me delataron,
Y los brazos caídos,
Arrastrándose
Por el suelo,
En el asfalto.

Desperté
Muy temprano
Ayer,
Y no estaba de regreso,
La sangre congelada
Y los ojos inertes,
Casi desérticos,
Los brazos caídos
Sin alguna fuerza
Para cargarte
Para seguir
Allí.





-Castor Canalla-

Brisa




Dejaste entrar el dulce veneno en cada uno de tus ojos,
Y el viento despacio te llevo hacia la eterna gravedad,
En el entendimiento del momento eterno,
Que permanece dentro del pecho,
Cuidado que el suelo parece estar frio
Y esta noche has olvidado tu abrigo.

La noche está hecha para los sentimientos de índole solitaria,
Retémosla enseñándole que no existen las coincidencias,
Hagamos que el vacio de las calles sea breve,
Dibujemos bodegones en cada puerta ajena,
Dibujemos en el cielo esa fotografía que te tome ayer,
Supongamos que no tenemos a donde volver.

Todos los hambrientos perros del callejón,
Se encuentran aullando en busca de alguien más como ellos,
Y los amantes perdidos se ocultan tras la puerta secreta,
Están tomando un poco de aire de los pulmones del otro,
Que podría salir mal en esta ocasión?
Todo ahora está tranquilo en la habitación.

Dejaste entrar a todas las fiestas de mañana en tu honor,
Al orgullo de haberse olvidado de lo que no podías recordar,
Y el vino se ha derramado por todo el suelo,
Recorriendo la cocina hacia el corredor,
Déjalo irse porque no quiere estar aquí,
Así que porque tendrías que seguirlo tú.













-Castor Canalla-

Visiones de Madrugada




Reciclando frases...


He tenido visiones de madrugada
Con cada uno de tus pies,
Blancos como el loto de primavera
Negros como la más estrellada noche;
Lejanos como la más alta montaña,
Difíciles de perderse
Fáciles de encontrarse.

He tenido visiones de madrugada
Con la luna entre los árboles,
Las ramas y las nubes,
El cielo y la cortina de la ventana,
Con el sol,
Los eclipses
Y un poco de ti,
Pero en los últimos días,
Cada vez más de ti.

He tenido visiones de madrugada,
Con el invierno viniendo,
Congelándonos,
Te he dicho que huyamos,
Pero no me has escuchado,
Yo no quiero ser tu amante
Yo quiero ser tu primera muerte,
No digas que no te lo dije;
Antes de que durmieras en mi hombro.







-Castor Canalla-

Cielos de Durazno #5


A Karen.

Uno de Varios.


Cielos de durazno,
Muy detrás de las montañas,
Empezando en el horizonte
En la orilla del crepúsculo,
Despacio en la tarde,
Tus hermosos cielos
Apretujando el corazón;
Y los deseos
Todas las palabras,
Las llamas y témpanos,
Esperando por ti,
Cielos de durazno
Cayendo sobre tus ojos,
Profundos y callados.












-Castor Canalla-

Cruel




Aburrido
De intentar discutir,
Con un cuchillo escondido
Debajo de la camisa,
Y las mujeres de la noche
Evitándome la mirada;
La piel sudorosa
Y el olor a cigarrillo,
El aliento alcohólico
Y la mirada vidriosa,
Bien vestido
Esperando por la virtud,
Estuve pensando en salir corriendo
Pero de repente me vi envuelto en tristeza,
Las cosas son extrañas
Una vez que el tiempo se detiene
Y uno se vuelve joven para siempre.

La noche es un placentero lugar
Volviéndose el preferido de mis palabras
Que se revuelven en la cabeza, muy inquietas,
Debería usar zapatos
Pero prefiero andar descalzo
Por los vasos rotos,
Para intentar escuchar
Las conversaciones a las que no fui invitado,
Y muy despacio murmuro que no debería estar aquí
Es demasiado tarde
Pero demasiado temprano;
Fuerte es el sonido del aire
Entrando por la ventana,
Pero no es aire, es mera nostalgia.

Estuve recargado en un muro
Sintiendo como es que el corazón estalla
Bombeando al alma por todo el cuerpo,
Algunas veces he estado cercano a la verdad
Pero recuerdo que no hay manera
En que se pueda ganar
Porque no hay reglas de por medio,
Y recuerdo entonces que vivo enamorado de una mujer
Y también recuerdo que desearía que estuviera aquí
Para montarla en una carreta
Y llevarla a pasear;
Los días son demasiado fríos
Y difíciles,
Pero lo que más duele
Es la distancia.

Respirar es fácil,
Cualquiera puede hacerlo
No resulta un gran esfuerzo
Saber que un minuto tiene sesenta segundos
O lo que es la eternidad,
Pero dime amigo mío
De que estas hecho,
Cuál es el límite hasta el que miran tus ojos
Cuanto es que puedes amar y permitirte ser amado,
No quiero verte en unas horas
Saltando por la ventana,
Espero no cometas
El mismo error de ayer,
Me he quedado impávido
Mirando el pavimento,
Sintiéndome un poco cruel.














-Castor Canalla-

Seguidores

Ten la decencia de acreditar lo que de aquí te llevas. Por su atención, gracias. Con la tecnología de Blogger.