Archive for noviembre 2010

(Sin Título XXV) [15/09/10]


A Karen. Cariño! Porque tu eres tu y yo soy yo.

Cuando el día se va,
Sin dejar una sola huella,
A través de los dedos;
Cuando se han perdido las nubes,
Con los ojos quebrados y cayéndose a pedazos,
Di alguna mentira para que asegures un minuto más,
Que me pesan los brazos y no podre seguir cargándote,
Y la luna se burla de la presión que me haces sentir,
Pero dices que es más aterrador el océano, que grita en cada ola,
Desagradable tempestad,
Y qué prefieres una taza de café:
Para olvidar cuanto tiempo ha pasado desde ayer,
Para olvidar el tiempo entre un parpadeo y otro,
Entre huracanes y cielos despejados.


Sé que a veces se te dificulta caminar,
Debido a tanto polvo en los pies, a tanto polvo en las calles,
Y que a veces es necesario dejarte todo el control,
Aunque pierda el pie, aunque acepte la culpa de todo,
Para que ese mismo todo regrese a como estaba:
Cuando el día se va,
Sin dejar cicatrices,
A través de las manos,
Entre cuartos rojos y chistes sin gracia,
Entre gotas de lluvia y personas tercas,
Entre todo aquello que podrías considerar como tuyo.



- Flaming Dennis y Los Paranoias -

Sin Remitente/Todas Aquellas Cosas (Reprise). [08/04/10]


Últimamente he estado escuchando voces,
Y no puedo ver a nadie alrededor,
Que haces aquí?
Buenas tardes, buenas noches,
Espero porque nada pueda salir mal,
Y de entre las nubes perezosas,
Espero por ella,
Por su fachada de buena amante,
Y por sus palabras que hieren salvajemente,
Que me hacen dudar de mí,
Esos ojos como navajas ardientes.


Camino hacia las tierras bajas,
O era acaso hacia las altas?
Circundando el bosque eterno,
Que se encuentra perdido entre lo que sabia era mi lugar,
Y desde ahí se puede oler al océano,
Mientras un bote ebrio toca a la puerta,
Estoy sorprendido en la manera en que te levantas del suelo,
Solo para decirle que estas ocupada,
Midiendo mi suerte,
Y no se que hacer para evitar que me mates;
Porque si he de ser sincero: no te puedo ganar.


La calle nerviosa,
Se quiebra con la luz de la luna diurna,
Y no puede evitar el suspirar, por su viejo amor,
Me siento un poco afortunado,
Alguien esta pensando en mi,
Aunque ya no puede escucharme;
Intento decirle que es tarde y debe dormir,
Porque siempre cometo el mismo error,
Y estoy seguro de que de nuevo estoy equivocado,
En medio de una situación de la que ya pronostico el final;
Sollozos y baladas sin remitente a media noche.


Recuerdo haber estado embriagado,
Con el color del cielo de las veinte horas,
Y estaba solitario,
Buscando por alguien a quien regalarle una mentira,
A veces aun lo hago,
Como prevención de defunción,
Pero he caído en la tentación de volver a intentarlo,
Y es difícil saber que es lo que puedo necesitar,
Pero es más difícil tratar de convencerle acerca de nosotros,
Que somos nada, que somos nadie,
Mientras morimos durante la noche de los perros tristes;
Y somos balas frías de esta sociedad decadente.


Mis manos están en llamas,
Y una emergencia esta tomando poco a poco el control,
En el que ciertas leyes del universo,
Beben whisky de manera industrial,
Y no me dejan protegerte,
De ti misma, de cómo no crees en mi,
Porque pretendo no conocerte,
Para evitar que vuelva esa sensación de ir hacia ninguna parte,
Quejándome acerca de que el amor joven siempre es falaz,
Así que hagamos un trato,
Para que pueda volver unos cuantos pasos atrás,
Y ver desde que punto mis palabras comenzaron a errar.



- Johnny Dylan -

Usando Un Traje Hecho Con TU Piel De Mamífero. (28/04/10)


La luna esta fingiendo un episodio maniaco,
Para provocarse una muerte lenta y dolorosa,
Para llamar tu atención,
Que suspiras en tu balcón, sin dedicarle una mirada,
Aunque grita no le escuchas,
Así que decide decirme que seria bueno intercambiar versos,
Por lo menos hasta que llegue la mañana:
Pero si gustas puedo ignorarla,
Y no dejar que me vuelva a engañar.


La noche esta llorando sobre nosotros,
Tomando una taza de chocolate amargo,
Como cuando aun no te conocía,
Y tú no tenías idea de quien era yo,
Cuando todo era más fácil,
Próximamente pon tus manos sobre mis ojos,
Y no me dejes ver tus nuevos pendientes,
Porque se que no fui yo quien te los dio, ayer,
Pero desde esta tarde, si lo deseas,
Puedo robarme el collar de la luna,
Y que se guarde sus dramas para otro día,
Y que se guarde sus quejas para otro día,
Y que se guarde en su enorme bóveda para dejarnos a solas.




- Johnny Dylan & the Nashville Motherfolkers -

El Mar. (02/05/10)


Seguramente hará frio esta noche,
Porque el cielo confabula con las marejadas,
Seguramente la arena nos vigila,
Cuando huimos al mar,
A olvidarnos de que el mundo existe.


He olvidado que se siente ser joven,
Que se siente cuando el viento acaricia,
He olvidado estos últimos momentos,
Cuando huimos al mar;
A olvidarnos de que color son los rayos del sol.


La lluvia se acerca anunciando su temporada,
Se presenta en mis hojas de papel, también,
La lluvia se queda llorando lastimada,
Cuando huimos al mar;
A olvidarnos de cuanto tiempo ha pasado.


Puedo escuchar al universo girar,
Y concentrarse en un nuevo comienzo,
Puedo escuchar a tus costillas quebrarse,
Cuando huimos al mar;
A olvidarnos de nosotros mismos.




- Johnny Dylan & the Nashville Motherfolkers -

Sin Necesidad De Poner En Peligro La Vida. (16/10/10)


He dejado ir al último tren, cariño,
Porque sigo esperándote aquí,
Entre noches que se pierden,
Entre días que navegan con vela de crueles,
Aún así no hay ningún rastro de tu dulce olor,
Así que quizás debí haberme equivocado,
O a propósito me diste mal tu dirección.


La luna se asoma temerosa,
Haciendo brillar a la ciudad,
Y la luna se vuelve maliciosa,
Rompiendo piernas sin compasión,
Así que dime, que es lo que la diferencia de ti?
Que dices intentar no hacerme daño,
Cada vez que disparas tu fusil.


Que tan difícil es entenderlo,
Acaso es tan la situación es tan sutil,
He visto como es que todos tropiezan,
Pero tú siempre das pasos cuidadosos,
Que no entiendes que no quiero ser tu amante,
Quiero ser tu primera muerte,
Para que en el final de los días,
Estés lista para poder dormir.



- Flaming Dennis y Los Paranoias -

Lonely Blues #965. (23/10/10)


Debajo,
De cada uno de los parpados,
Las pupilas durmientes,
Del dolor de cada noche,
Las navajas a manera de palabras,
En medio de la llaneza.


A veces,
El tiempo se da un respiro,
Bailando con situaciones extrañas,
Esperando convertirse en eterno,
Sin temor al mañana,
En medio de la torpeza.


Puedes escucharme,
Ahogando gritos,
Presa de toneladas de promesas,
Que no llevan a ninguna parte.


Desesperada,
La luna se desmaya tras el horizonte,
Agobiada por lo difícil de vivir aprisionada,
A merced del universo,
Que pierde la cabeza constantemente,
En medio de ensoñaciones.


Cuidadosa,
La mañana de sospechar de la pena,
Tomando miles de litros de cerveza,
Tropezando en la acera,
Apostando sus dedos, uñas y certezas,
En medio de la tempestad.



- Flaming Dennis y Los Paranoias -

Memorias Del Futuro. (22/10/10)


Aire insuficiente,
Dentro de la habitación,
Pensando en el futuro,
En el cielo estrellado;
La respiración es pesada,
Y un dolor de cabeza;
Que incita a desaparecerse,
Una vez más:
Dulce señorita,
Aléjese de mí,
Solo por hoy.


Manos sudorosas,
Buscando en los bolsillos,
Otro respiro,
Solitario y perdido;
Con los ojos cerrados,
Sin necesidad de dormir,
Teniendo visiones,
De pecados ajenos,
Con las frías intenciones,
De la noche,
Sin razón.


Veneno en las venas,
Rogando por un dolor,
Provocado por alguien,
Sin ningún valor,
Pero nadie está cerca,
En ninguna parte;
Así que ya no queda nada,
Que retener,
Dulce señorita,
Aléjese de mí,
Solo por hoy.

- Flaming Dennis y Los Paranoias -

Por Qué? (22/08/08)


Por que mis manos vuelven y se van como palomas en el amplio mar?
Como puedo hacer para comer una estrella sin tener una escalera al cielo?
Para que creo tener las respuestas para aquello que nunca podré saber?


Por que camino siempre hacia el sur pensado en ti?
Como es que la luna se llena de leche cada que da una vuelta?
Para que el sol se oculta en la frialdad de una húmeda morada?


La claridad nunca se va,
Pero se la ha tragado un dragón,
El mundo permanece en un eterno invierno;
Y una tortuga carga con un bloque de hielo.


Por que las flores se marchitan cuando la lluvia se dispone a descansar?
Como puedo soñar con el futuro si no recuerdo que es lo que paso ayer?
Para que quiero tener una vela encendida si la luz me ciega inundando este lugar?


La vida se vuelto casualidad,
Y no miro hacia atrás,
Por que se que hay un inmenso océano,
Que no me deja hablar con mi interior.


Por que mi reflejo cambia día con día asegurándome que no soy yo?
Como una abeja sabe regresar a casa si no analiza las constelaciones en el cielo?
Para que me sirve conocer tu nombre si nunca te he visto?


Oh no.
- Beat Bangladesh & the Rishikesh Big Band -

Hell On Wheels. (28/12/08)


Cuando la memoria se vuelve hostil,
Cuando mis palabras se vuelven burbujas,
Recuerdo que el mundo nunca deja de girar,
Y me siento débil;
Entonces encuentro a mis amigos,
Que son las sombras del sol de ayer,
Déjenme en la oscuridad:
Que espero por la Luna.


Cuando le he fallado a Hari,
Cuando me recuerda a la señorita que me hace sentir,
Me siento abandonado,
Y la luz que me hablaba en sueños?
Me avergüenzo:
De lo que prometí, de lo que dije, de lo que hice,
Déjenme en el arte de mentir,
Que espero por Yama.


Se acercan nuevos días,
Donde presiento un poco de ayuda,
Mírame ahora, mírame jadear,
Por llegar a la cumbre,
He caído varios peldaños,
De mi templo a la culpa;
Triste voluntad,
Efigie de una mala decisión,
En una fría mañana:
Extraño un poco tus modos de sospechar.

- Mr. Jones -

La Bocanada De La Srita. A. (16/07/08)


A la dulce y bastante inolvidable señorita A.; razón de haber iniciado en esto y es lo unico que le agradezco.

Resulta tan difícil,
Pedirte un favor,
No vuelvas,
Por amor a todo aquello que lo necesita,
Déjame aquí,
He dejado de ser un bromista,
Y un mentiroso,
Aleja tus dedos de mono,
Me vuelves criminal,
Te has llevado mi libertad,
Esta noche,
Puedes sentir mi enfermedad?
Ven ahora,
Te necesito;
Junto a mí.
Me he quedado ciego,
Y estoy domado por el miedo,
Escucho un tenue silbido,
Quiero llorar,
He perdido el rumbo,
La muerte ronda por aquí,
Percibes su hedor?
Tiéndeme la mano,
Una vez más,
Te necesito,
Nunca deje de enviarte cartas,
Te perdí por treinta días,
Pero has vuelto,
Por tu trono,
En la cima de mi cabeza,
Tu nombre mi mantra,
El rostro de la devoción,
El bhakti para ti,
Mi apaurusheya love,
Mi purusha,
Mi luz en el final de los días,
Mi helter skelter,
Mi más preciada sitâr,
La verdadera reina,
No la alocada ternera,
Y tus siete letras grabadas con oro,
En lo que alguna vez creí,
Que era mi orgullo,
Pero esta vez,
El tiempo es una débil droga,
Y lo digo en serio,
Perdona lo imbecil que he sido.



- Beat Bangladesh & the Rishikesh Big Band -

Turn Off The Light. (28/03/08)


Se encuentra lloviendo afuera,
En la frontera de la realidad, mi realidad,
Un sueño complaciente;
Turn off the Light.


Todo se encuentra dando vueltas,
Las cosas vienen; la tristeza se va,
Me siento tan cansado,
De nuevo se cae la noche.

Donde vamos, donde voy?
Un tiempo sin fin,
Me extraño, me necesito,
Déjame aquí.


La ausencia de tus galletas me calcina,
Un dulce olor se emana de entre mis excusas,
Estas siempre rondando por donde quiera que estoy;
Otra vez tengo ganas de suplicar.


La lluvia no cesa, no da tiempo para suspirar,
Cada gota como una aguja cayendo sobre mi pecho,
Me lastima, me hace querer matar,
Un agujero mental, ridículo además.

Donde voy, donde soy?
Un siglo sin mí,
El laberinto me encontró en la salida,
Déjame verme………………



- Beat Bangladesh & the Rishikesh Big Band -

Estación Espacial. (16/06/07)


Aquí me encuentro,
Solo en mi estación espacial:
Observo a las estrellas beber cervezas;
Hablan de cultura y mujeres que pueden gozar.


Abandonado en este infinidad,
Recordando cuales han sido mis fallas,
Como un cosmonauta ruso;
Esperando a que alguien se comunique conmigo.


Sentado en el banquillo de los acusados,
Sin fuerzas para escribir,
Cierro los ojos y la luz atraviesa mis parpados,
Percibo cierto olor a suciedad;
Puedo sentir la esclavitud de los habitantes de la tierra:
La inconsciencia dice que el preso soy yo.


Aquí me encuentro,
Solo en mi estación espacial:
Quisiera correr pero no puedo;
El híper espacio me hace llorar.


- The Early Years -

Somos Dos. (30/08/07)


Two of Us Riding Nowhere...

Somos dos caminando juntos,
Derritiéndose por el sol,
Somos dos cansándose juntos,
Sin una gota de sudor.


Somos dos cazando abejas,
Sinvergüenzas;
Deseando un poco de miel,
Somos dos creyendo en Karol,
Gran anciano,
Sin ninguna preocupación.


No puedo evitar sonreír,
Todo está bien, nada esta mal,
Solo escucho voces que llenan mi cabeza.


Somos dos espiando árboles,
Saboreando sus cortezas,
Somos dos viendo la lluvia,
Sin una gota de odio.


Somos dos cortando el aire,
Con un sable;
Para los niños,
Somos dos exagerando,
La situación;
Por los niños,
Sin ninguna precaución.


No puedo evitar sonreír,
Todo está bien, nada esta mal,
Solo escucho voces que llenan mi alma.



- Beat Bangladesh & the Rishikesh Big Band -

Sin Camino De Regreso A Casa. (01/05/09)


Cuando el sol quemaba sin clemencia alguna,
Y las noches se embriagaban en este enorme bar,
Tan cansado de buscar una bella dama que trajera nuevas treguas,
Por que no viene a verme su Majestad?


Caminando por el gran valle de las flores rotas,
Puedo oler dulces reminiscencias de todas aquellas palabras vacías,
Y los niños nuevos corren por todo mi jardín,
Por que nunca puedo encontrar un momento de paz?


Las nubes se acercan silenciosas a cumplir su húmeda misión,
Mientras el pasto se encuentra la mitad de una eterna danza hindú,
Me siento tan enfermo como para poder soñar,
Por que entonces no me habían robado mi mantequilla?


Cuando el mundo se concentra en un par de ojos cafés,
Mis pies se vuelven, siempre, hacia donde ya no hay nadie,
Intento saber mis conclusiones en reflexiones drásticas y dramáticas,
Por que camino de noche hacia el oscuro bosque?


Ahora estoy tan rabioso de tener una sombra colgada de mis brazos,
Solo conversa acerca de todo lo que he perdido,
Murmura que nunca podré ver de nuevo a los ojos a mi corazón,
Por que no viene a saludarme su Majestad?
Por que no viene y me asesina de nuevo su Majestad?


- Mr. Jones -

Durante La Tarde. (19/04/10)


Durante la tarde,
Que corre sin parar,
No he encontrado a alguien que intente detenerse,
A nadie que pueda respirar,
Durante la tarde, otra vez,
A solas,
He tenido una visión,
Una que esta vez dice la verdad;
Y una mujer se me revela sin darme su nombre,
Durante la tarde, una vez más,
Como podría llover si no hay nubes en el cielo?
Solo queda esperar por el sol,
Que se oculta detrás de mí
Durante la tarde, la tarde del orbe,
No puedo pensar,
Y creo que el mundo fue hecho principalmente para alguien,
Para que tuviera un poco de poder,
Sobre mi, otra vez?
Durante la tarde, no quiero saber,
Cuan grande eres,
Y que tan cruel puedes ser,
Durante la tarde, estoy sorprendido,
Y quiero seguir así todo el día,
Porque no deseo perderte, de nuevo, aunque ya lo hice,
Y he descubierto que no puedo seguir,
Necesito otra palabra tuya,
Durante la tarde, nuestra tarde,
Llueve sobre nosotros,
Sobre la luna y parte del sol.



- Johnny Dylan -

Surrealistic Pillow, Parte 5: Nueva Orleans. (28/06/10 - 07/08/10)


Sufro de una necesidad perturbadora,
De café y galletas de mediana calidad,
Y en el “Cherry’s Bomb” se pueden obtener;
De próxima distancia, de suelo derrapante,
Puede verse a las palomas arrejuntarse en las ventanas,
Para ver a la bella mesera de pantalones negros,
Polinizando a los clientes con su escote,
Con sus dientes blancos como perlas;
Y ahí se encuentra el jefe de la policía preguntando por la hora feliz,
Que se le esta agotando la certeza, sus intenciones de amar,
Trae en su mano izquierda un arma, y en la otra a su mujer,
Pero nadie se percata de su presencia, danzante la cordialidad!
Así que decido marcharme, pretendiendo no conocerle,
Pretendiendo no haber mirado aquel exquisitamente vulgar escote;
Previniéndome del espectáculo de perversión criminal,
Entonces se escuchan disparos precisos,
Se escuchan agradecimientos perdidos,
Tengo mi dosis de brutalidad diaria,
Pero aun poseo la necesidad perpetua:
De cafeína y harina orneada; de sentir que llevo algo dentro,
En el camino a Nueva Orleans.


Camino a pasos ligeros, suavemente sobre el asfalto,
A través de agua estancada que se ríe,
Esta feliz de permanecer inerte, agujereando reflejos pasajeros,
Y se preguntan si tendré cigarrillos,
(Los reflejos no el agua moribunda)
Para compartirlos en la cena de navidad,
Después de trescientas horas de platicas conciliadoras,
De conversaciones ineficientes, mas pavo menos ensalada,
Y es que su incapacidad en la terapia de grito primario;
No se refleja en sus rostros, vaya paradoja moral,
Y somos sorprendidos por la mañana,
Que baila rituales de salvación,
Para ellos, para mí, por la luna nueva,
Con sus manos a manera de pañuelos,
Y con los ojos invocando al suelo;
Oscura la magia que corre por sus venas,
Maligna la intención de despertar a los malvivientes,
Alejándolos de todas sus sentencias pendientes,
Causando que las aguas suban de su cauce acostumbrado,
Como si volviera a comenzar el diluvio temerario,
Dejándome cubierto hasta las rodillas,
En el camino a Nueva Orleans.


Un Opel convertible color perla, vaya masculinidad!
Se acerca en sentido contrario, de reversa, pleonasmo,
Tratando de ocultarse del fuego, de sus brazos fuertes,
Atemorizado por la crueldad de sus manos pesquisantes:
“Que te roban la fuerza, que te llevan a fuerzas,
Ejerciendo justicia cruda,
Como cuando te han roto el corazón,
No puedes evitar quebrarte en publico cuando eres descubierto”,

No he escuchado el doble recado,
Así que sigo de largo,
Razonando sus tristes palabras,
Devenidas de la desesperación,
Mientras veo una llamarada áspera fulminante,
Y más gritos, más sollozos insoportables,
Cuanta violencia en estos tiempos ácidos,
Antes todo era tan sencillo, tan práctico,
Pero el nostálgico muere a manos del tiempo,
Entonces no pensar más en el pasado,
Pasado que seguramente nadie recordara,
Y tropiezo pensando en ello:
Mensajes ocultos del tiempo,
Sorprendiéndome a cada momento de ocio,
En el camino a Nueva Orleans.


El suelo que piso siempre ha mostrado cierto orgullo,
Devorando mis ideas que no son atrapadas en papel,
Y piensa que lo miro constantemente sintiendo su llamado,
Pobre chico, tan solitario creando ilusiones,
Pero he aprendido a aprovecharme de el,
Y le pido opiniones acerca del clima,
Sin embargo el suelta frases románticas, idílicas, aromáticas,
Y pierde la atención,
Como un niño con la boca atiborrada de panques,
Entonces me pide disculpas,
Y me ofrece los millones que tiene en el banco,
Como todo un as de la religión,
Pero conozco el acertijo en su débil persuasión;
Quiere hacer sentirme culpable,
De que he olvidado la celebración del día de muertos,
Sin haber esculpido un altar,
Sin siquiera recordar su nombre;
Pero se que puedo rescatarlo de su mezquindad,
Entonces le digo que ya no es mi amigo, y comienza a gemir,
Se preocupa por sus mañanas, sin tener a alguien con quien hablar,
Entonces me vuelve a pedir disculpas,
Sin contabilizar el dinero de mi bolsillo,
En el camino a Nueva Orleans.


Mi sombra se me ha adelantado,
Desviando el camino hacia Los Ángeles,
Añora viejos recuerdos, mujeres de Sunset Strip,
Y yo no se que hacer cuando suena la señal de alarma,
Anunciando la sublimación, de mí sombra,
Acompañada de un cuarteto de cuerdas;
La persigo siguiendo el sonido de la música,
Pero ella me ve con el rabillo del ojo,
Subestimando la velocidad de mis pensamientos,
Continúa acelerando el paso,
Abre una sombrilla nueva, de playa,
De cena con la Reina Elizabeth,
Y ella misma coquetea con la negrura cruel,
Ella ha caído rendida a sus pies,
Por distraída y encantadora,
Que ahora desea darse toques eléctricos, para olvidar quien es,
Y es que es tan pesada la carga de mis días de ayer,
Que ya no puede con ellos,
Entonces cae desmayada en el pasto gris,
Producto de la civilización,
Imperecedero al tiempo; brillante naturaleza,
En el camino a Nueva Orleans.


Aquella ciudad es un sueño, recurrente en mis noches de Abril,
Llenas de aguas atlánticas, aguas del rio melódico,
Pero no descubro la respuesta a su instinto,
No logro conocer la razón al olvido de su senectud,
Y es que mis pestañas nunca han viajado a este lugar,
Porque contantemente se despiden de mí, yéndose a vacacionar,
Murmuran que debería no hacer casos de mis epifanías,
Que deje de revolcarme en mi mugre,
Esa suciedad es lo único que me queda, triste mentira!
Además de la complejidad de mis huesos,
Y jugamos a ser ermitaños poderosos,
Espíritus libres rogando perdón,
Añorando una canción de alegres rimas,
Y el viento sopla despacio y paralizado,
Atropellando mi quietud,
Despertando de mi aletargamiento, descubriendo la respuesta,
Viajo lentamente a cuestas del mundo,
Para liberar unos cuantos recuerdos,
Y sentir que soy libre de pretensiones,
De esas que me invaden este noche,
Solitario sentado a un lado del asfalto;
Escuchando hablar a Emily Robinson acerca de madres de asesinos,
Mientras un violonchelo arde en llamas;
En el camino a Nueva Orleans.


Las aves cuales automóviles en autopista,
Invaden la ciudad durante la tarde,
Resulta triste ver hasta donde hemos llegado,
Al destruir el vientre de la naturaleza;
Sin pensar en las planicies solitarias,
Las hemos llenado de inutilidades comerciales;
Y las calles se deshidratan cada segundo,
Egoístas perdiendo el tiempo, desabotonando sus camisas,
Esperando amamantar a la lluvia que cae,
Como la luz de la lámpara alumbrándome a mí,
Enciendo un cigarrillo con su resplandor,
Esperando ser correspondido,
Pero ya no me contesta, esta entretenida con un laúd,
Y después de ella no tengo confidentes,
Que no me evidencien ante los olvidados sentimientos de culpa,
Acaecidos en cada palabra frágil,
Y es que nada que pudiera detener seria detenido,
Por mis débiles cuerdas para pescar,
Irremplazables miembros de mi pasado inmediato,
Diciéndome que soy lejano,
En el camino a Nueva Orleans.


Extraño a la noche y a sus intransigencias instantáneas,
Al chascar de los dedos, con la frase mágica,
Extraño a sus nubes que traían buena suerte,
Y extraño los días en los que no necesita de ella,
De sus modos utilizando mi torpeza,
Para evitar que conociera a mi único brahmán,
Que siempre me advirtió de su presencia,
Dejando pétalos de flor de loto en mi buzón,
Pétalos que desayunaba con miel, esperando la salvación,
Pero las mujeres y country nublan mi visión,
Me detienen en mi ronda al cielo,
Y no tienen idea de cómo se los agradezco,
Sin ellos estaría llorando, extendiendo la mano a cualquiera,
Como aquellos ebrios de la calle 45,
Que quieran hacerme cruzar puente que dejaba caer todo de el,
Pero le he dado mi televisión a blanco y negro,
Hemos hecho una tregua antes que nada,
Mi cajita de risas por unos cuantos pasos seguros,
Que podría perder?
Y por ello he vuelto aquí, a seguir esas extrañas señales viales,
Que dicen que esta prohibida la vuelta en ciento ochenta grados,
Y que solo Shell tiene membrecía para darme algo que comer,
Me da un blues de Memphis por decima octava vez;
Lo recito a manera de mantra que me hará sanar las heridas,
En el camino a Nueva Orleans.


Puedo ya oler el agua dulce y los estofados de carne de cocodrilo,
Puedo sentir vibrar al Dixieland en mi piel,
Tengo perspectivas de remembranzas pasadas,
Batallas en cuartos de algodón y agujas,
Creo que necesito cirugía, creo que necesito ayuda especial,
Por el esbozo de la sonrisa de Diego Rivera descubro mi enfermedad,
Esbozada como una pared memorial,
Debajo de los pies de la Coatlicue se encuentra la frase:
“todos cazan su propia muerte,
Cuidado que se acerca la Llorona,
Dale monedas y evita sus bragas,
Que te hunden en el mar”
Pero no hay manera de que ella me siguiera hasta acá,
A orilla del rio Mississippi que canta otra melodía,
Que no tiene sufrimiento en su ser, ni siquiera para añorar,
Diciendo que todo se lo lleva el viento,
Cuales ramitas rotas por la brizna vespertina,
Entonces ella se percata que no hay nada que pueda necesitar,
Me da un mantel blanco con unas cuantas migajas de piel,
Para sabotear algunas viejas intenciones,
Tales como robar tulipanes rotos gimiendo dolor,
Haciéndome recordar cuando era un amante destrozado,
En el camino a Nueva Orleans.


Estoy cansado a unas cuantas millas de la ciudad,
Así que decido dormir a lado del camino,
Esperando romper con el tedio, en la suprema desesperación,
Caballos delirantes se acerca a mis bolsillos,
Buscan dinero que apostar,
Ya lo había dicho, no cuento con nada para ellos,
Ni siquiera un terrón de azúcar ingeniosa y palpitante,
Me molestan de sobremanera sus quejidos que son exageraciones,
Desprecios a la madre que me extraña en alguna parte,
Pero aun así logro concebir una vertiginosa fase MOR,
Y tengo un sueño con rostros que no conozco,
Que son como ruedas en una carreta cayendo al barranco del olvido,
No se que significa, ni que pudo haber sido,
Pero se que debo continuar caminando aunque sea con las manos,
Y este momento parece haber acabado,
Pero regresa revirándose cada vez más rápido,
Atrasando negocios y preguntas sin responder;
Atravesando mi añoranza por una palabra de Eréndira Ibarra,
Evitando el instante en que pusiste tus labios en mi frente,
En el camino a Nueva Orleans.




- Johnny Dylan & the Nashville Motherfolkers -

Surrealistic Pillow, Parte 4: Confeti Blues [Fragmento] (28/06/10 - 07/08/10)

.........

Envío cartas diciéndote que mientes suavemente,
Al mencionar que estas ocultándote de tu amante,
Que ha perdido sus aretes,
En un segundo, en un respiro mortífero,
Y que en tus ojos serpenteantes esta la respuesta.


Docenas de aceitunas,
Malgastadas en cocteles regulares,
Creyéndonos humanos,
Caminando hacia -------,
Entrando al subterráneo,
Dejando que el aire viaje a través de las vías,
Al ver al tren reírse.


Tic, tac, tic,
Siempre puntualmente,
Jersey gris colgado de la pared,
Esperando a que sueñes,
Con una lluvia interminable.

Bien, ya has tomado una decisión?
Responde mi pregunta o rómpete una rodilla,
Uno, dos, siete u ocho manjares tailandeses,
Hazlos para mí,
Escuchando a María Emilia Martínez destruir su flauta,
Percibiendo la grandeza de su dolor,
Percibiendo la grandeza de tu dolor,
Percibiendo la grandeza de mi dolor,
Percibiendo la grandeza de nuestro dolor.


Ocúltate que allí viene tu madre,
Silencio, que camina con orejas en vez de pies,
Aun cuando el sonido es insoportable,
Es tan grande, el universo, en tu vientre, derritiéndose,
Y el jodido reloj que te dio tu padre,
Se ha roto en miles de recuerdos desperdiciados,
Volviéndote un álbum en blanco,
Para mí.


Corazón mentiroso,
Encendido con gasolina,
Lub & Dub, Lub & Dub,
Siempre puntualmente y solo por hoy,
Déjame dormir,
Que la tierra se estremecerá a las 2:30 AM,
Sal y corre, a los campos de minas,
Ten cuidado,
Que no usas zapatos,
Fin del juego, en fin de semana,
Tráeme mi sombrero,
Y descubre mis secretos:
Se que ansias verlos;
Corazón mentiroso,
De llanuras trepidantes.

- Johnny Dylan & the Nashville Motherfolkers -

Todo Alrededor De Aquí. (19/05/10)


Todo alrededor de aquí,
Ha sido disuelto en mis suelas,
Existe una jactancia,
Reacia a que termine con ella,
Y sueño con botellas de vino,
Que dicen mi nombre,
Mientras dormitas,
Expeliendo la última palabra.


No puedo ver nada preciso,
En nuestros argumentos pendientes,
Que como piedras de río,
Mañana estará lo suficientemente lejos;
Sintiendo la vastedad del viento,
Y la perenne nostalgia,
Que les causa las peleas,
Nada puede hacerles daño,
Cuando dejas de ser cruel.


Todo alrededor de aquí,
Habla acerca de ti,
Y estoy perdiendo la certeza de que lugar es en realidad,
Siempre a las tres de la tarde;
Siento como se acorta la distancia,
De nuestras miradas,
Que ya no se cruzan:
Que dejaron de creer en el nosotros.



- Johnny Dylan & the Nashville Motherfolkers -

Espíritu Del Viento. (06/03/10)


Espíritu del viento,
Susúrrale palabras acerca de mí,
Que estoy en llamas,
Que necesito saber.


He buscado por ella,
A través del ruido de mis pensamientos,
Siempre esta inquieta,
Siempre esta dentro de ti.


Si mañana no saliera el sol,
Y la luna decidiera que ya fue suficiente,
Todo estaría perfecto,
Porque duermo desde el primer día.


A veces necesito,
Un poco de humo blanco,
No se porque miro hacia el norte;
Ya no hay nada ahí para mí.


No puedo explicar,
La razón por la que dejo pasar mí tiempo en vano,
En lugar de intentar volver a ver sus pies,
Suelo descifrar mensajes ocultos en las nubes.


Y si tropiezo río abajo,
Ella ríe para hacerme sentir bien,
No quiero su sonrisa,
Quiero su cara pintada en mi pared.


Cuando cae la lluvia,
No sabemos a donde ir,
Y si el cielo se nos cae encima;
La tristeza toma un color azul.


A veces dudo,
Acerca de que es lo que realmente deseo,
Porque quizás un día,
Me equivoque de dirección.


Si intento mentir,
Siempre término pregonando palabras grises,
Que le aburren,
Que suelen ser inútiles.


Entonces no se que espero,
Para poder encontrar la manera,
En la que sus manos tibias;
No se ensucien con el mundo cruel.


Y escucho fantasmas;
Que cantan un opus interminable al sol,
Y escucho fantasmas, quizás,
Murmurando que ya fue demasiado.


He visto a la muerte,
Siguiendo el mismo sendero que yo,
Debo tener cuidado;
Aún es temprano para mí.


He leído su nombre,
Escrito a lo largo de mi piel,
Y no entiendo su significado,
Pero no me importa su pasado.


Una dulce ilusión,
Llama a sus vástagos a la lejanía,
No tengo opción,
Mis baladas no volverán a mí,

Se irán con un vagabundo,
Que deja un rastro de sangre muy sutil.


Al menos una vez,
He deseado volver a nacer,
Lejos de ella,
Para que no le pudiera conocer,
Para evitar un perenne pretender.


Y evitaría ir al paraíso,
De saber que ella estaría ahí,
Mataría a su amante,
Al menos una vez,
Miento, quizás diez.


Te estoy pidiendo un favor,
Déjame ir contigo,
A donde el cielo pierde su color,
Y en donde todo es al revés.
Espíritu del viento.



- Johnny Dylan -

Serie Episodios De Depresión: Icnocuícatl. (05/11/07)


Veo mi cuerpo flotar alrededor de mi cabeza,
Mis manos caen como siempre lo han hecho,
No tengo un escudo para esta soledad;
Tú lo dijiste.


El cielo se me viene encima como una ola del mar,
Soy empapado con su azul hipocresía,
Se ríe y llora conmigo:
Una extática compasión.


Volví a perder,
Es la verdad,
Te tenía sobre mis hombros y no soporte,
Monsieur: regresa.


Ahora veo a las estrellas escapar rápidamente,
Pasan tan veloces que creo volar,
La supernova de la ilusión hace implosión;
Se dispersa.


La luna se llena de dudas existenciales,
Se compara con la exactitud de sus mareas,
Y sufre y me hace sufrir,
Y se oculta para no verme más.


Moriré,
Es la verdad,
Tarde o temprano tiene que pasar,
Monsieur: no tardes.



- Beat Bangladesh & the Rishikesh Big Band -

Ayer. (07/12/08)


Ayer,
Podía recordar que nunca fui libre,
Corriendo desesperado por encontrar un lugar,
Y ayer:
Podía ver a mi amigo imaginario ser capaz volar.


Ayer,
Disfrutaba de la dulce ambrosia de tu alma,
Comiendo trocitos de la tempestad,
Y ayer;
Me di cuenta que robaste el diamante de su majestad.


Cuanto tiempo?
Cuanto estuve dormido?
Cuanto fue que sufrí?
Sin ti;
Ayer,
Por fin desperté del letargo de la eternidad.


Ayer,
Rezaba por tener unas monedas en el bolsillo,
Pidiendo auxilio al aire de quien el polvo es amigo,
Y ayer;
Me di cuenta que el cerdo es el mendigo,
Y ayer;
Me di cuenta que me rebaso el destino.



- Mr. Jones -

Día Soleado, Día Nublado. (09/01/09)


Si pudiera arrepentirme de todo lo que he hecho,
Y si cada recuerdo fuese una gota de agua;
Te invitaría a nadar en mi océano (de lamentos),
Seria un lugar en donde bailaría y lloraría,
Por la eterna salinidad;
Y por mis siempre ciegas palabras.


Si pudiera arrepentirme de todo lo que no hice,
Si cada memoria fuese una diminuta hormiga;
Tendría al ejército más poderoso de universo,
Me llevarían a la conquista del cielo,
Pero terminaría abandonado:
Como el recuerdo de una mañana infame.


Como puedo esperar el futuro si me avergüenza el pasado,
Pero un suave presentimiento se asoma:
El pronóstico del clima ha errado,
No sabe que las nubes nunca mienten:
Día soleado, día nublado,
Y la extraña sensación de volver a comenzar.



- Mr. Jones -

Princesa Supernova. (09/04/09)


Que tiempos aquellos, carajo! Que bueno que se fueron.


Cuando tu madre perdió la cabeza en un juego de póker,
Y te hecho fuera de casa como la callejera que eres,
Tu padre se encontraba nadando en bourbon,
No entiendo por que es que lloraste;
Dejando tu canto de mirlo regado por el suelo,
Encontraste un nuevo hogar en la esquina del farol rojo,
Haciendo tratos con personas con la libido goteando de sus dedos,
Ahora toma algo para que comas, vistas y vivas:
Princesa Supernova baila otra vez para mí.


Decides vender algo más que tu delicado cuerpo,
Ahora juegas un poco con los sentimientos;
Solitaria consiguiendo tu enfermedad,
Dame el dinero y comienzas a volar,
Estás tan jodida que sueñas con volver a casa:
Recuérdame de donde estabas huyendo?
Mejor ven y tómame por sorpresa,
Que esta vez no saldrás temprano de aquí,
Princesa Supernova quieres más de mi?


La última vez que decidiste tomar las riendas,
Terminaste tan cansada de recoger basura que caíste desmayada,
Entonces un viejo avaro te tomo sin dejar cambio;
Cerda, como piensas salir del lodo?
Mejor no mires hacia atrás; que estas atada a tu futuro,
Masoquista nada glamorosa abandona todo,
Que aunque huyas de Sodoma serás solo carne:
Aquí, allá, en todas partes;
Deliciosa mujer,
Me dejas entrar otra vez?


- Mr. Jones -

Soneto Inútil I. (03/12/09)


Quizás fue un inolvidable suceso,
Nunca he creído estar equivocado,
Me dejas en el rumbo desolado,
Evitas ver cual será mi deceso.


Déjame ir con un buen amor excelso,
Ayuda a mi corazón congelado,
Aunque pienses que estoy exagerando,
Jamás he logrado ser tan perverso.


Y siempre supuse que serías cruel,
Así que déjame en la corriente,
No quiero mirar tu cara infiel.


Aunque intente de nuevo someterte,
Evitaras manchar de sangre el mantel;
Porque has vencido de nuevo a la muerte.



- Artemio Torrentera Vázquez Santanera -

Estoy Perdiendo Mi Tiempo, Contigo. (23/04/10)


Mis palabras han muerto,
Insoladas por el sol de la tarde,
Y no puedes darte cuenta,
Que todo va mal,
Estoy perdiendo mi tiempo, contigo,
Que te niegas a escuchar mi pregunta.


Cuando el tiempo se oculta,
Debajo de tu lengua,
No puedo escucharte,
Y no puedo entenderte,
Estoy perdiendo mi tiempo, contigo,
Que pretendes no haberme conocido.


Presumes tener una gran valentía,
Una que es más fuerte que yo,
Pero solo mientes,
Porque si es así no me evitarías,
Estoy perdiendo mi tiempo, contigo,
Que te quiebras con un único suspiro.


Cuando todos gritan injurias,
Contra mi respiración,
Cualquiera pude denotar que es lo que esta pasando por aquí,
Porque nada de lo de hoy es verdad,
Estoy perdiendo mi tiempo, contigo,
Que dices tener el juego ganado.


A las cuatro de la tarde,
Es la hora de negociar,
Acerca de cual será nuestra suerte,
Y que la diferencia de un accidente,
Estoy perdiendo mi tiempo, contigo,
Que solo engañas a tu sombra intrigante.



- Johnny Dylan & the Nashville Motherfolkers -

Para Buscar A Alguien. (Completo) [25/02/10 y 06/11/10]


Por fin, despúes de todo las musas aún siguen rondando por ahí; las antiguas y, sobre todo, las nuevas.

I

Atrapado en este mundo,
Sin sentirme libre;
Pero entonces alguien grita:
Que nadie lo es,
Porque incluso las aves,
Están encadenadas al cielo,
Como tú, cariño,
Quien piensa en sus alas,
Rotas y ensombrecidas,
Por tu pobre caminar,
Como el que yo tenía ayer,
Que era para ti,
Y un poco,
Quizás para mí.



II

Si tuviera otra oportunidad:
Para buscar lo que no encontré,
Para cambiar la hora en que nací;
Ahora seria todo diferente,
Si tuviera otra oportunidad:
Para poder salir de aquí,
Como si no hubiese un tiempo atrás;
Hoy todo sería diferente,
Si tuviera otra oportunidad:
De admitir que estuve errado,
En cada palabra rota;
Hoy todo sería diferente.



III

Cuando la noche se recuesta sobre el mundo, desierto,
En decisiones sin determinar,
Me percato que llevo tiempo buscando a alguien,
Debajo del incipiente cielo,
Detrás de cada nube,
En tumbas sin nombre, en rostros sin ojos,
Cada vez más confundido;
Cada vez más cercano al olvido.


Cuando el horizonte se detiene a suspirar,
Dando interminables respiros de nostalgia,
Las campanas deciden dejar de sonar,
Se encuentran agobiadas por el cruel sopor,
Sin absolución, ningún perdón,
Por el cual sentirse capaces de poder regresar.


Cuando el cielo arde,
Como millares de velas encendidas,
Dejando caer su dolor sobre el oscuro asfalto,
Puedo darme cuenta de que en verdad ha pasado demasiado tiempo;
Detrás del telón, oculto en el callejón,
Utilizando un nombre irreconocible,
Un rostro cansado y disoluto.
Cada vez más extinguido;
Cada vez más cercano al olvido.



IV

Hacia abajo,
En la tierra húmeda,
Estoy, intentando ir hacia arriba,
Sin una intención viva,
Sin una escalera al cielo;
Sin poder salir de aquí,
Así que mira hacia abajo,
Una vez más,
Lentamente, esta vez,
Que ha comenzado a llover,
En días de frío,
Ha comenzado a anochecer,
Y yo sin poder salir de aquí;
Puedes ver mis ojos quebrados?
Puedes ver mis brazos llorosos?
Por el sol, que se ha agotado,
Un día de necesidad,
Para nadie, para el mundo entero,
Sin embargo: aún se tiene que esperar,
Esperar para no necesitar,
Una vez más; sin poder salir de aquí,
Una vez más.



V

He olvidado,
A la muerte,
Diciendo ser mí amiga,
Y que caminaba,
Detrás,
Siempre,
A donde iba,
El cielo,
Cambiaba de color,
Para molestarme,
Y escucho voces,
Sin razones,
A veces,
Solo a veces,
Cuando no puedo,
No más,
Dormir,
Y he olvidado,
Quien eres tú,
Tu nombre,
Tu buena suerte,
Y las heridas,
Eternas,
Por fin,
Sin ser sangrantes,
Pero,
Que aún hoy;
Continúan enviando cartas sin remitente,
Viajando por todo el mundo,
Haciéndome caer constantemente.


He olvidado,
Al tiempo,
Y sus ecos,
Derrumbarte,
En el prado,
En sus días,
Muertos,
Las noches,
Oscuras,
Sin final,
Sin necesidad,
Un poco,
Solo un poco,
De sed,
Pero,
Solamente,
Promesas rotas,
Invalidas,
Para mí,
Todas las palabras,
Y he olvidado,
Que es la tristeza,
Alrededor,
De todo
De todos,
Ansiedad,
Determinante,
Dejándose venir,
Con estocadas débiles,
Lerdas,
Pesadas,
Mientras,
Cariño,
Porque no me invitas al paraíso a beber una taza de café?
En un pequeño favor hacia la desesperación;
De no poder decirte,
Que llevo tiempo,
Afuera,
De tu puerta,
Que no se abre,
Hasta ayer,
Cuando,
Dejaste,
De ser tan difícil,
Sin embargo,
Antes,
Que otra cosa,
Debo admitir,
A la muerte,
Que olvidado,
Su rostro,
Y he olvidado,
Seguramente,
El mío también.



- Johnny Dylan/Flaming Dennis y Los Paranoias -

Por Cuarta Ocasión. (20/04/10)


La luz es silenciosa,
Conductualmente salvaje,
Que no me deja asomarme ni un segundo,
Al miedo que me esta llamando constantemente.

Las personas siguen de frente,
Mientras tropiezo por cuarta ocasión,
Y aunque observan mi caída,
Tienen que atender ningún asunto.

Cuando me equivoco de estación de tren,
No puedo controlar las emociones,
Que se derivan de mis conclusiones,
De las que pierdo memoria,
Y regreso al inicio,
Sin embargo hablo del futuro,
En donde me miras fijamente,

Y murmuras palabras delincuentes;
Que roban todo aquello que podría tener.
House of Rising Sun esta sonando,
Entonces enciendo veladoras,
Que están fabricadas por arboles muertos,
Caídos por una tarde lluviosa.

Doy siete pasos hacia atrás,
Mientras tropiezo por cuarta ocasión,
Y mis brazos se quiebran nuevamente,
Porque no he tenido cuidado de evitarte.

Como cuando tenía problemas,
Continúo dando pasos errantes,
Y me enferma saber que tú eres mi única protección,
Contra las expectaciones que alguien más podría tener.

El viento esta vez ha olvidado su nombre,
Y por ello me llama usurero,
Pero he dejado de creerle,
Porque mi ventana esta cerrada.


- Johnny Dylan -

Los Días Del Terremoto. (25/06/10)


Anodina la idea que antes no me atormentaba,
Que ha logrado escaparse con el resto de mis recuerdos,
Apilados como notas de pendientes,
Que difícilmente se realizaran,
Se olvidan, se rezagan,
Y después toman por sorpresa,
Regresan,
Envueltas en llamas,
Volviendo oro todo lo que tocan.

Gotas de lluvia salen a hurtadillas en la madrugada,
Como latidos de corazón, como respiros de muerte,
Se dedican a nombrar cada una de las calles,
Acrósticos de botellas que aun no logramos terminar,
Hasta tarde, caminamos,
Y estamos soñando con cruces en el desierto,
Que nos llaman,
Urge nuestra presencia,
Para liberar la furia que vive dentro de la fe.


Ahora te me apareces repentinamente en la ventana,
Mis ojos dicen que no debo mirarte,
Deseos en contra de una voluble voluntad,
Que desgarra salvajemente la piel,
Con la que corres,
Hacia tu refugio,
En el que dejas ver misterios a discreción,
Para usarlos en mi contra,
Y volver por mis huesos para utilizarlos otra vez.


El mundo se detiene estrepitosamente,
Angustiado por un dolor que se aproxima,
E intenta caminar en sentido contrario,
Evitando una estocada mortal,
Relevante, revelarte,
Como aire después de la tormenta,
Que limpia, que arde,
Odiado por su cruda sinceridad.


Los perros aúllan y se estrellan en contra de los muros,
Impulsados por un deseo sepulcral,
Ansían por una palabra que los haga lamentarse,
Para tener un motivo para salivar,
Encima de sus madres, de grandes fauces,
Con la única virtud que les quedase,
Equivocarse,
Ver fantasmas,
Llamándolos espíritus antiguos, efigies de Dios.


Un abogado me ha recomendado acercarme al fuego,
Para lograr perder un par de impuestos e ir al cielo,
Pero no creo en sus palabras,
Porque me han requisado hasta los dientes,
Sin un pasaje,
A primera clase,
Para ese lugar al que llaman paraíso,
Que farsa,
De cualquiera,
Que siente que pierde a momentos el control.


Existen nubes que se niegan a navegar hacia el oriente,
Temen caer sobre tierras pobres,
Cerdas que se jactan de ser siempre blancas,
Sin recuerdos de sus aguas lodosas,
Ofensivas,
Insultantes,
Como cadáveres secándose al sol,
Lastimeros,
Ofrecidos a nadie,
Esperando el mañana sentados en su credencial de elector.


La primavera se ha terminado hace unas cuantas semanas,
Y un extraño la ha seguido hasta su guarida,
El ve como es que ella se desploma catatónica,
Esta tan ebria que ha olvidado sus llaves,
Y a nosotros,
No nos reconoce,
Tal cuales vagabundos tirados a su suerte,
Con estertores,
De vida complaciente,
Sin la aceptación de cual es el verdadero problema.

Una mariposa celeste se ha perdido en mi puerta,
Absurda su triste situación,
Nunca se le ha ocurrido una excelente excusa,
Para ocultar la decepción que carga, que me otorga,
Transfusión,
Necesaria en estos días en los que nada pasa,
En algún momento,
En algún sueño,
Encontrare la manera de sucumbir ante tu balcón.

 
- Johnny Dylan & the Nashville Motherfolkers -

La Guerra Contra El Mundo Aún No Comienza. (30/10/10)



Con los pies cansados y la mente nublada,
Intentando no romperme la espina dorsal,
Llevo una necesidad recargada en el hombro,
Que se ríe de mí,
Mientras mi piel se comienza a deteriorar,
Al no encontrar una salida de emergencia,
Para la noche que se ha vuelto extraña,
Y nadie ha notado que me tambaleo,
Entre sangre fría y aproximaciones torpes,
Creo que me hace falta dormir,
Quizás un poco más que ayer, un día entero tal vez,
Para olvidarme de que posiblemente me equivoqué.


Todos mis recuerdos se vuelven fragmentos incoherentes,
Ensamblados a manera de asesina sitâr,
Que pide a gritos que vuelva a caer,
Pero no le hago caso, le evito la mirada,
Para que piense que le he olvidado,
Que me compre flores un primero de noviembre,
Y me invite a la cena de sus muertos,
En donde perderé todos los dientes,
Uno a uno en dolores insuficientes,
Mucho menores al darme cuenta que no soy el mismo de ayer.


He estado huyendo de un invisible agresor,
Que pretendo no haber conocido alguna vez,
Porque cargar sus pesos resulta bastante infame,
Así que doy vuelta en la siguiente esquina,
Yendo hacia tierras bajas,
Y me encuentro con quien a solo le parezco un estorbo cruel,
Pidiéndome que por favor salte al lago más cercano,
Que me ahogue en el más profundo pantano,
Pero le digo que quizás eso no solucionaría nada,
Que quien debería hacerlo es quien ha cometido el error,
Entonces me maldice y corre hacia el otro lado,
Confiere que soy un ladrón perverso,
Que le ha quitado lo único que quería tener.


Camino solitario fumando el último cigarrillo,
Sintiendo como es que el día de hoy se aleja cada vez más de aquí,
Intentando descifrar su epitafio triunfante,
Pero entonces pierdo el paso,
Y mi mente explota como supernova sin nombre,
Perdiéndose en algún momento de pesadez,
Haciéndome caer ante los pies de una mujer que no puedo tener,
Llenándome de lodo los ojos y las pestañas para que no pueda ver,
No puedo estar seguro de lo que pasa aquí,
Todo es drama, una cruel farsa,
Así que simplemente me sentare a esperar.


- Flaming Dennis y Los Paranoias -

Uno Nunca Sabe En Donde Caerá El Polen De La Percepción. (22/10/10)



Estas si son viejas, carajo! Ukulele, Bob Dylan, The Beatles, Radiohead....

Uno de los que más me gustan. Dedicado a alguien que por extrañas circunstancias se me acaba de olvidar su nombre.

Cielo nublado, gris tembloroso,
Sin ninguna intención de alejarse de aquí,
Mientras,
El tiempo se desliza lentamente,
Me duele la cabeza,
Me pesan los parpados,
Y me percato de que ha comenzado a llover.

Ayer, pude haber caído en una mentira,
Para nadie, para nada,
Evitando estertores de muerte,
Los cuales no necesito más,
Quiero que me dejen en paz,
En la habitación oscura.

He tenido visiones,
Visiones de amantes extraños:
Que se vuelven siluetas parlantes,
Que se destruyen entre sí,
Desapareciendo tras los muros,
Haciendo que no haya remedio,
Para cada uno de sus pasos.

Algunas veces he pensado que el silencio es desesperante,
En sus modos de correr,
De intentar escapar,
En contracorriente,
Y por alguna extraña razón,
Me acuerdo de la realidad;
De la cruel ingenuidad,
Y de cada una de sus trampas.

Solo quisiera saber,
Porque olvide que este es tu mundo,
Cuando decidí no decirte que daría lo que fuera por estar contigo.


- Flaming Dennis y Los Paranoias -

Balada Para Un Mal Recuerdo/Canción Para Un Mal Sueño. (01/07/09)


Aún recuerdo aquel primer blog que tuve. Que bueno que ya no existe...
A Evelyn, por la inutilidad del "entonces".

Como una caja de Pandora haz llegado a mi existencia,
Como un blues de Memphis haz terminando con mis días,
Ojala pueda tenerte un momento más a mi lado;
Que aun no aprendo a vivir en esta vida.


Estoy atracado de hablar sobre fotografías,
Pero aquí estoy de nuevo, fingiendo,
Los viejos tiempos añoran un bus de regreso,
Cuando tus ojos no eran muy sinceros;
Y yo era un toro enfermo sin cuernos para jugar.


Mi delgada mujer, que me haz hecho?
La marea es cruel durante la luna nueva,
Vuelve ahora o vete para siempre,
Solo estas aquí para atormentarme,
Para decirme que lo he perdido todo,
Que pude haber sido Dios,
Que mañana la resaca se aprovechara de mi inocencia.


........................................................................

Bien, hoy la lluvia se porta presurosa,
Pareciera que huye de una rabia mortal,
Y tú me miras como la carnicera sádica que eres,
Toma mi carne, toma mis entrañas,
Mi sangre arde por ti.


El último de mis cigarrillos ha dejado su existencia moral,
Se desvive por ensuciar un poco mi ventana,
Bella mujer miente para que pueda salir;
Mientras nado por el Atlántico,
Por encima de ti, a miles de millas,
En busca de una jaula para los dos:
En donde nunca nos volverán a ver,
Para…
Por fin,
No sentirme solo en este mundo repleto.


Deja de hablar, este no es el momento,
Si maquinas palabras en tu mente dejas sin espacio a mi enfermedad,
Lamentablemente ahora todo esta en blanco,
Y caes de nuevo bajo mis brazos,
Mientras duermo embriagado hasta la hartura de la fe,
Así que tómame de nuevo cariño;
Que no pienso volverte a ver.
- Mr. Jones -

Para Buscar A Alguien. Preludios I y II. (25/02/10)

Solo tengo los preludios (y eso el segundo incompleto), aún no he encontrado un buen motivo para escribir la parte central ni la final. Carajo! donde se ocultarán las musas es estos días.



Atrapado en este mundo,
Sin sentirme libre;
Pero entonces alguien grita:
Que nadie lo es,
Porque incluso las aves,
Están encadenadas al cielo,
Como tu, cariño,
Quien piensa en sus alas,
Rotas y ensombrecidas,
Por tu pobre caminar,
Como el que yo tenía ayer,
Que era para ti,
Y un poco,
Quizás para mí.


II

Si tuviera otra oportunidad,
Para buscar lo que no encontré,
Para cambiar la hora en que nací;
Ahora seria todo diferente,
Si tuviera otra oportunidad…


- Johnny Dylan -

Ya Fue Suficiente (De Pretender Que Cambiamos Si Siempre Hacemos Lo Mismo) [02/04/10]

Bonnie & Clyde

Te he visto solitaria,
Mirando tus manos, siempre de tan cerca,
Pero te distraes con la luna, distante y próxima,
Y te quedas callada,
Impávida entre tanto polvo estelar,
Con el que te maquillas y sales a la calle,
Para nadie,
Regresas y me dices que todo estará bien,
Que estas lista para volver a comenzar,
Porque ya fue suficiente,
De pretender que cambiamos si siempre hacemos lo mismo.


He roto cada uno de mis huesos para ti,
Y los he vuelto a unir con palabras minuciosas,
Una ultima taza de café para despedir a la mañana,
Que se ha marchado sin rastros de gloria,
E intento saber si aun existe algo dentro de tus labios,
Pero nunca puedo ir más allá de tu aire circundante,
Así que no pienso volver a intentarlo,
Porque ya fue suficiente,
De pretender que cambiamos si siempre hacemos lo mismo.


A la una de tarde, cuando es que comienzan mis visiones,
Las que me dan mensajes para ti,
Pienso que es mejor que todo quede así,
Porque la mala percepción me vuelve su prisionero, otra vez,
Desde hace mas de seis años,
Y es que tiendo a buscar que ya no me hagas daño,
Pero siempre caigo bajo tus mentiras, y tu sobre las mías,
Porque eres parte de mi, en alguna manera,
Y viceversa,
Aunque me vaya, estarás ahí presente,
Porque mi impaciencia esta esperando la ultima hora,
Porque ya fue suficiente,
De pretender que cambiamos si siempre hacemos lo mismo.


- Johnny Dylan -

Archives

Seguidores

Ten la decencia de acreditar lo que de aquí te llevas. Por su atención, gracias. Con la tecnología de Blogger.