Archive for 2010

Cafeína Y Cigarrillos. (19/12/10)




La luna,
Instintivamente no ha salido esta vez,
Se encuentra en casa ocultándose del frio cruel,
Pero muy pocos llegan a saber,
Que se encuentra temerosa de ti,
Que las miras con tristeza y desprecio,
Debido a su siempre pobre luz;
Mientras la noche se consume,
En miradas incrédulas,
Cuando la luna misma decide abstenerse de quebrarse frente a ti.


El viento,
Ha dejado de ser mi amigo,
Se ha llevado cada uno de mis momentos de ayer,
Encerrándolos en un desván,
De certezas y perdidas, ambiciones y ensoñaciones,
Y se ha llevado también,
Lo poco que decidiste darme sin pensar,
En la noche de cafeína y cigarrillos,
Perlas y diamantes sin pulir;
Para intentar tenderme la mano,
Y limpiarme el polvo de la cara,
Para olvidar que ha salido el último tren.


Y el delirio de persecución,
Hace que los segundos sean horas,
Momentos instantáneos de desconcierto ambulante,
Y seguramente, también, se trata de la zozobra,
Que no me deja entender,
Como fue que comencé a perder el pie,
Como se siente?
Estar del otro lado,
Pero ahora ya no importa,
Que no puedas creer en mí,
Solo no le comentes a nadie,
Que me viste caer sin saber con qué,
Esperando por un salvavidas,
Un paracaídas que no abre,
Haciendo agujeros en el cielo,
Sobre nubes que aun me faltan recorrer,
Y de árboles frutales,
Tus brazos que me lograran detener.




- Flaming Dennis y Los Paranoias -

Fuegos Artificiales. (07/12/10)



Tomando,
Un trozo de aire,
Cortándolo con el filo de un suspiro,
Para poder vivir,
Para poder saborear el olor que emana tu sonrisa,
Tratando de encontrar la razón,
A tanta duda, a tantas noches sin poder dormir,
Perdiendo valiosas horas,
En las que no somos cercanos,
Pero has decidido romperme la espalda,
Para que esta vez no me vaya de aquí,
Pero te has equivocado,
Solo esta vez.





- Flaming Dennis y Los Paranoias -

Drunkin’ & Tumblin’ Blues I / Ayer. (Reprise) / Drunkin’ & Tumblin’ Blues II / Sitâr Lonely Blues. (Reprise). [10/11/08 y 13/09/09]


El eufórico momento; se ha marchado ya,
Va a recorrer el mundo,
Se encuentra bien,
Se siente bien,
Esta es la ultima canción.
No beberé,
Ni un escocés más,
Que no puedo estar en pie,
No beberé,
Ni un ron más,
Que he perdido la vergüenza.


Mañana temprano,
Todo será pudor,
Pero no quiero el mañana:
Quiero una chica joven; quiero un trago más.


No beberé,
Ni un whisky más,
Que no puedo ya hablar,
No beberé,
Ni un brandy más,
Que he perdido la certeza.


(Ayer,
Quería ver más allá de mis manos,
Sintiendo que todo se encontraba bajo control,
Y ayer:
Podía predecir que es lo que podría pasar)


Quiero beber,
Todo lo que hay aquí,
No importa que pueda morir,
Quiero beber,
Un barril de metano y anís,
No importa que no vuelva a vivir.

Quiero beber, quiero explotar,
Aunque pierda mi sudor,
Quiero vivir, quiero volar,
Aunque pierda tu amor.


(Déjame en paz,
Perra soledad,
Me haz llevado hasta el fondo una vez más,
El cual nunca existirá,
El cual solo te mintió,
El cual me hablo de amor)



- Mrs. Jolene Vandebilt -

Chafarote Certero (11/05/10)


Cuando veo al tiempo avanzar despacio,
Con pasos extensos,
Algo en sus huellas me parece extraño,
Porque mis ilusiones de ayer están aquí,
Sentadas a mi lado,
Supuestamente estaban muertas,
Como nuestras intenciones de huir,
Las cuales nos causaban gracia,
Porque eran eso; solo intenciones,
Y ahora pesan como grandes carabelas,
Como piedras en la espalda,
Así que deberíamos buscar la salida,
Para algún día reposar,
Mientras el tiempo se esta yendo continuamente; desencantado,
Ha cometido el error de mirar las líneas de mis manos;
Las cuales dicen que no puedo escapar de el.


Cuando escucho a tu cabello serpentear con el viento,
La melodía que se ocasiona me resulta conocida,
Es quizás el sonido de la mañana despertándose,
O puede ser el inicio de mis benditas alucinaciones,
Que irrumpen en mis oídos,
Cenestesia dos por uno,
Y escucho frases de arrepentimiento,
Que se diluyen en tus brazos delgados,
A manera de lunares,
Déjame entrar de nuevo en tus uñas.
Para encontrar el eco de tus caminos,
Que te llevan a ver a tu amante, a tu dueño,
A olvidarte un rato de cual es mi nombre.


Cuando se que no puedo confiar en nadie,
Para revelar las cartas de mi mano,
Me paralizas con la mirada,
Que tanto temo y no puedo evadir,
Así que ya sabes todo,
Corre, cuéntalo a quien quieras,
Sabes que no me avergüenza,
Y te ríes cruelmente,
Dices; sino te avergüenza, no había porque ocultarlo,
Y mi rostro ya no puede articular gesto alguno,
Vete y no mires hacia atrás,
Que no deseo que me veas débil,
Porque serias capaz de ponerme tres banderillas más.


Cuando que el cielo presiona demasiado,
Tomo la ruta de evacuación,
Que lleva directo hacia el olvido,
Vaya cliché,
Así que para no perder el glamour camino sin sentido,
Pero también ya lo sabias,
Porque continúas detrás de mí,
Y es tan contradictorio,
Porque ya no se quien persigue a quien,
Sin embargo no tengo cuidado,
Y desenvainas tu alfanje,
Ensuciando mis mancuernillas,
Así que las tiro a mitad del camino,
La sangre ha dejado un mensaje en ellas;
Que dicen que no puedo escapar de ti.



- Johnny Dylan & the Nashville Motherfolkers -

Birds of Prey Blues (17/11/10)


Cuanto tiempo, ha pasado, mi hermano?
Cuanto tiempo desde el último trago?
Y cuanto ha pasado desde que descubriste que estaba pasando?
Seguramente has olvidado el color de las montañas,
Como se siente dar un paso siempre hacia adelante,
Cuál es la textura de una sabana limpia,
Como es el ruido del agua en la regadera,
Que en el cementerio solo descansan los cadáveres,
Incluso has olvidado aquello que tanto habías querido no olvidar.


Que es lo que has oído acerca de ti?
Que es lo que has escuchado que murmuran en el callejón?
Y acaso crees que tengan la razón?
Dicen que te has perdido en un nuevo laberinto,
Que necesitas una salida de emergencia inmediatamente,
Un buen tropiezo que te haga despertarte,
Y que un martillo rompa tus ventanas,
Para que mandes aquella carta que no tiene nombre,
Mientras te ocultas detrás de tus vicios,
A manera de armas que apuntas a tu estomago,
En la calle en donde te arrodillas mientras todo el mundo ríe,
Y has escuchado que se te dificulta mucho el olvidar.


Que haces en la ventana, mi querido amigo?
Que tanto haces pensando en lo que paso ayer,
Y dime qué haces con tu cigarrillo numero cincuenta y tres?
Estas recordando que has estado cansado,
Del miedo ocasionado por el mundo cambiante,
Y que hace meses has estado esperando,
Por alguien que pueda escuchar tus gritos,
Que te de la mano para ser cada día más libre,
Para que puedas continuar durmiendo,
Y dejes de quejarte de cada una de tus pérdidas,
Y estas pensando que esta vez será muy complicado poder olvidar.


Que puedes hacer con una serpiente de cascabel?
Que puedes esperar esta ocasión?
Y que haces enrollándola en tu cuello?
Estas esperando por los fuegos artificiales,
Un minuto de silencio otorgado,
Estas esperando a que se consuman las llamas,
Para poder bailar de nuevo en la pista,
Una pieza más lenta que se extienda toda la noche,
Para poder saber que ya es hora de ir a casa,
Y esperas saber el porqué es tan difícil olvidar.


Cuanto tiempo ha pasado, mi hermoso extraño, desde la madrugada?
Cuanto tiempo ha sido desde la última batalla?
Y cuanto ha pasado desde que volviste a perder?
Seguramente existen miles de millas aún desconocidas,
En pasos incorrectos de conclusiones equivocadas,
Con todas las personas pensando que estas en lo cierto,
Detrás del telón esperando la siguiente función,
En la que ocultaras cada una de las heridas,
Hambrientas las huestes por otra palabra,
Mientras piensan que tu color es el negro y no tienes tiempo,
Y que siempre estarás ahí para ellos,
Sin conocer lo asustado que te encuentras,
Enfrentando al océano sediento,
Vendiendo tus días a un demonio insaciable,
A cambio de que te enseñe qué fácil es para los demás olvidar.




- Flaming Dennis y Los Paranoias -

Tal Vez Estoy Ansiando Decir Que Estoy Harto De Ti. (05/05/10)

Joan Baez y Bob Dylan.

Tal vez es el tiempo mirando hacia atrás,
Tan nostálgico, tan débil para volver a nacer,
Es una melancolía o algo sin justificar,
Es una oportunidad para callar.


Cuando el viento golpee fuerte en tu puerta,
No le abras, quiere venderte una trampa,
Pero si quieres puedes decirle que vuelva al otro día,
Aunque sabes que no lo hará.


Los días se derriten fácilmente como mantequilla sagrada,
E igual de fáciles de sobornar para obtener un poco de consuelo,
No importa si después sufren al abandonarlos,
Tienen tu tarjeta incrustada en su buzón.


Me levanto en la madrugada a observar el cielo,
Y te apareces entre bolas de fuego, a mitad de un sueño,
En el que somos extraños en un baile de salón aun más extraño,
Como ayer cuando la lluvia nos delato.


Tal vez es el tiempo preocupado por su salud,
Por sus momentos, cayéndose a pedazos,
Tal vez es mi mente buscando las palabras;
Para sacarte de este mundo una vez mas;
Para llevarte al más lejano lugar.


- Johnny Dylan & the Nashville Motherfolkers -

Aun Cuando, Seguramente, Estemos Muertos Ya. (24/04/10)


Revélame un secreto,
Uno que destruya mi mundo,
Que haga a mis piernas quererse quebrar,
Para que después, estando a solas,
Yo te revele mis intenciones,
Porque trato de estar contigo esta noche,
Debajo del cielo que nos envidia,
Y voces en la madrugada,
Que no pueden ser vistas,
Tratan de explicarnos que está de más en nuestras palabras,
Y que muchas personas,
Pueden leer nuestras mentes, nuestros mensajes entre líneas,
Para que puedan utilizarlos en nuestra contra;
Para que puedan alejarnos de todo lo que consideramos nuestro.


- Johnny Dylan -

Las Historias De La Tragedia. (29/11/10)


De cómo gaste un puñado de palabras,
He decidido no más hablar,
A expectación de una amnesia,
Anclada y encadenada a la piel,
Le he encontrado blandiendo tu rostro,
Intentando deshacerse de él,
Le digo que está equivocada;
Y ella me cierra la boca sin nada más que hacer.


Torpemente he ciado a un sueño,
Y tu voz se retuerce al escuchar el perdón,
Escucho cientos de preguntas sin sentido,
Que me hacer olvidar mi decisión,
Acaso de nuevo estoy sangrando?
Tirado en una esquina de la habitación,
Esperando por un secreto,
Que sea el principio del beneficio de la manumisión.


Solamente mi sombra de un sol ayer,
Continúa rondando alrededor de mis pies,
Muy amable al conversar acerca de aquella amable mujer,
Que se queja de lo difícil que es olvidar,
Y ella no se quiere marchar de aquí,
Desea que comparta todo lo que puedo tener,
No su percata que lo único que intento es huir;
Ahora que ya no me queda más por hacer.



- Flaming Dennis y Los Paranoias -

The Fuckin' Red Bitch Blues. (27/11/10)


…y te he visto,
Dando pasos ligeros hacia la otra calle,
Y te he visto,
Conversando con muros que se extienden hasta la próxima semana,
Que quieres que piense cuando tocas a la puerta a media noche?
Mientras usas aquel viejo abrigo que te regale.


Después del amanecer,
Cuando has dejado de correr y de dar vueltas,
Y después del amanecer,
Cuando te has percatado de cuánto me puedes deber,
También descubres que tu dulce corazón lo ha devorado alguien más,
Mientras decías que tu destino se había terminado ayer.


Te has visto hermosa,
Luciendo tu auto nuevo por toda la ciudad,
Y has lucido hermosa,
Destruyendo ventanas con tu mazo de inmoralidad,
Pero has olvidado que tu sangre hierve dejándote contra la pared,
Mientras la sed no te dejaba despedirte de tu corcel.


Has conversado con la muerte,
Intercambiando tarjetas de presentación,
Y has conversado con la muerte,
Ofreciéndole tu enfermedad a cambio de poder,
Pero ella te ha timado dejándote con tan solo una taza de té,
Mientras bebía champagne de la mano del dueño de la retribución.


Te he visto,
Con un hombre que dice ser para ti,
Y te he visto,
Como es que miras a su verdadera mujer,
No te preocupes querida el daría lo que fuera por no dejarte ir,
Mientras incendias aquel viejo abrigo que te regale.



- Flaming Dennis y Los Paranoias -

Serie Lugares Comunes: No Queda Mucho Despues De Ti. (19/01/10)



Muy, muy, muy, muy, muy cursi.


Pienso en irme de aquí un buen tiempo,
A buscar lo que creo no tener,
Y dejare mi puerta abierta, por si decides regresar;
A donde siempre he estado para ti.


He guardado todos mis recuerdos,
Junto a una botella,
Para sentir que soy fuerte, que no puede ser peor:
Porque no queda mucho después de ti.


Estoy cansado de seguir tus pasos,
Que solo mienten, ingratos,
Se que has estado con alguien,
Que dice ser tu amante,
Incapaz de dejarte sola, incapaz de hacerte sentir temor,
Pero solo es un impostor, un falso encantador,
Porque esta noche sabes que estaré contigo.


Pienso en irme de aquí lo más pronto posible,
A buscar lo que no es para mi,
Cargo con la duda, con una cruel montura,
Con lo que no necesito más;
Porque no queda mucho después de ti.



- Artemio Torrentera Vazquez Santanera -

Tropiezo #141. (06/12/10)


Y cada vez que pienso el haber conseguido escapar,
De aquella vieja sombra que siempre se oculta detrás de mí,
Caigo de nuevo bajo sus sucias manos,
Que extienden a manera de necesidad;
Ahora que podrías decirme?
Cariño, me he equivocado de palabras, otra vez.

Camino lentamente hacia atrás tropezándome por ciento cuarenta y una ocasión,
Diciendo que quería un poco de tiempo para pensar, para respirar,
Y que tenía un trato que no podría perder;
Solo para percatarme que quizás te necesito más que ayer,
Cariño, me he equivocado de motivos, otra vez.

Últimamente no he tenido el suficiente valor como para volver a casa,
Por temor a no encontrar a nadie allí, ni siquiera a la cruel señorita solitaria,
Y amantes perdidos deciden tocar a la puerta sabiendo que no hay nadie adentro,
Esperando por ver la rendición y la redención,
Resistiéndose a estallar en lagrimas y risas de enajenación,
Cariño, me he equivocado de intenciones, otra vez.

He desfallecido ante los encantos que tanto te he maliciado constantemente,
Únicamente sentándome aquí a ver todo alrededor,
Y una avalancha de porquería cae sobre mis manos,
Como si no tuviese nada más que ofrecer,
Y nadie puede saber cuánto tiempo llevo esperando aquí;
Cariño, te necesito demasiado, otra vez.



- Flaming Dennis y Los Paranoias -

Escena #21 (25/11/10)


Cuando me perdí en la lluvia, caminando hacia el martes,
Disolviendo los brazos en contra del aire,
Pude verte con tu amante en el corredor,
En una podredumbre arraigada a mis pies,
Como poder saber que todo se ha acabado ahora?
Estás tan blandida que has olvidado quien soy yo.

Últimamente hace mucho frio, como veneno en las venas,
Y te has arropado en húmedas noches, de lágrimas y palabras,
Despertándote cada día con intenciones de gritar,
Que ya no hay nada aquí para nadie,
Y que mañana estarás lejos del camino de la desolación.

La ambrosia derramándose por las paredes,
Hablando de celebraciones y momentos invencibles,
Que no te resulte extraño verme por aquí vagando,
Con una voz desconocida,
Para aquellos oídos que nunca han sabido percibir.

Si muriera aquel sentimiento, aniquilado por sus propias mentiras,
Y tú no tuvieras los analgésicos suficientes para olvidarte de todo,
Seguramente estarías esperando otro quizás,
Pero en esta ciudad que nunca da acuse de recibo,
Solo puedes obtener un trozo del pavimento cruel.

He visto como es que caminas a mi lado, mirando al lado contrario,
Con tus zapatos negros y tus ojos afilados,
Ansiosa de encontrar al nuevo vecino,
Que te dirá que no hay nada de qué preocuparse,
Que el polvo de la madrugada ocultara tus pasos hacia su balcón.

Estando en el pasillo, entre conversaciones y pérdidas constantes,
Puedo ver cómo es que te avergüenzas,
De cada una de mis palabras, equivocadas y mal logradas,
Darías lo que fuera por estar lejos, por nunca haberme hecho caso,
Pero ahora tienes la oportunidad,
De demostrar que nunca quisiste estar a mi lado,
Y que la pena que te causo,
Te ha hecho una mujer mentirosa.



- Flaming Dennis & Los Paranoias -

Malecón. (05/05/07)



Y me dejaste aquí parado,
En medio de este amplio malecón,
Y te fuiste corriendo sin mirar atrás;
Después de besarme en la mejilla.


El monarca de los tragos se ríe de mí,
Los payasos falsos se abrazan,
Mientras la lluvia cae golpeando mi cabeza laminada,
Quede avergonzado por la situación.


Los buques arriban con lentitud,
Su tranquilidad me provoca derrames,
Te veo perderte en la solemne muchedumbre,
Enviare al buen ----- a buscarte.


Ahora solo te pregunto:
Como será mañana cuando estemos separados?,
Contestaras que no lo sabes,
Como será mañana cuando estemos lejos?,
Contestaras que no lo entiendes.


Y me dejaste aquí parado y mojado,
En medio de este húmedo malecón,
Y te fuiste corriendo sin mirar atrás;
Después de romperme las costillas.



- The Early Years -

(Sin Título XXV) [15/09/10]


A Karen. Cariño! Porque tu eres tu y yo soy yo.

Cuando el día se va,
Sin dejar una sola huella,
A través de los dedos;
Cuando se han perdido las nubes,
Con los ojos quebrados y cayéndose a pedazos,
Di alguna mentira para que asegures un minuto más,
Que me pesan los brazos y no podre seguir cargándote,
Y la luna se burla de la presión que me haces sentir,
Pero dices que es más aterrador el océano, que grita en cada ola,
Desagradable tempestad,
Y qué prefieres una taza de café:
Para olvidar cuanto tiempo ha pasado desde ayer,
Para olvidar el tiempo entre un parpadeo y otro,
Entre huracanes y cielos despejados.


Sé que a veces se te dificulta caminar,
Debido a tanto polvo en los pies, a tanto polvo en las calles,
Y que a veces es necesario dejarte todo el control,
Aunque pierda el pie, aunque acepte la culpa de todo,
Para que ese mismo todo regrese a como estaba:
Cuando el día se va,
Sin dejar cicatrices,
A través de las manos,
Entre cuartos rojos y chistes sin gracia,
Entre gotas de lluvia y personas tercas,
Entre todo aquello que podrías considerar como tuyo.



- Flaming Dennis y Los Paranoias -

Sin Remitente/Todas Aquellas Cosas (Reprise). [08/04/10]


Últimamente he estado escuchando voces,
Y no puedo ver a nadie alrededor,
Que haces aquí?
Buenas tardes, buenas noches,
Espero porque nada pueda salir mal,
Y de entre las nubes perezosas,
Espero por ella,
Por su fachada de buena amante,
Y por sus palabras que hieren salvajemente,
Que me hacen dudar de mí,
Esos ojos como navajas ardientes.


Camino hacia las tierras bajas,
O era acaso hacia las altas?
Circundando el bosque eterno,
Que se encuentra perdido entre lo que sabia era mi lugar,
Y desde ahí se puede oler al océano,
Mientras un bote ebrio toca a la puerta,
Estoy sorprendido en la manera en que te levantas del suelo,
Solo para decirle que estas ocupada,
Midiendo mi suerte,
Y no se que hacer para evitar que me mates;
Porque si he de ser sincero: no te puedo ganar.


La calle nerviosa,
Se quiebra con la luz de la luna diurna,
Y no puede evitar el suspirar, por su viejo amor,
Me siento un poco afortunado,
Alguien esta pensando en mi,
Aunque ya no puede escucharme;
Intento decirle que es tarde y debe dormir,
Porque siempre cometo el mismo error,
Y estoy seguro de que de nuevo estoy equivocado,
En medio de una situación de la que ya pronostico el final;
Sollozos y baladas sin remitente a media noche.


Recuerdo haber estado embriagado,
Con el color del cielo de las veinte horas,
Y estaba solitario,
Buscando por alguien a quien regalarle una mentira,
A veces aun lo hago,
Como prevención de defunción,
Pero he caído en la tentación de volver a intentarlo,
Y es difícil saber que es lo que puedo necesitar,
Pero es más difícil tratar de convencerle acerca de nosotros,
Que somos nada, que somos nadie,
Mientras morimos durante la noche de los perros tristes;
Y somos balas frías de esta sociedad decadente.


Mis manos están en llamas,
Y una emergencia esta tomando poco a poco el control,
En el que ciertas leyes del universo,
Beben whisky de manera industrial,
Y no me dejan protegerte,
De ti misma, de cómo no crees en mi,
Porque pretendo no conocerte,
Para evitar que vuelva esa sensación de ir hacia ninguna parte,
Quejándome acerca de que el amor joven siempre es falaz,
Así que hagamos un trato,
Para que pueda volver unos cuantos pasos atrás,
Y ver desde que punto mis palabras comenzaron a errar.



- Johnny Dylan -

Usando Un Traje Hecho Con TU Piel De Mamífero. (28/04/10)


La luna esta fingiendo un episodio maniaco,
Para provocarse una muerte lenta y dolorosa,
Para llamar tu atención,
Que suspiras en tu balcón, sin dedicarle una mirada,
Aunque grita no le escuchas,
Así que decide decirme que seria bueno intercambiar versos,
Por lo menos hasta que llegue la mañana:
Pero si gustas puedo ignorarla,
Y no dejar que me vuelva a engañar.


La noche esta llorando sobre nosotros,
Tomando una taza de chocolate amargo,
Como cuando aun no te conocía,
Y tú no tenías idea de quien era yo,
Cuando todo era más fácil,
Próximamente pon tus manos sobre mis ojos,
Y no me dejes ver tus nuevos pendientes,
Porque se que no fui yo quien te los dio, ayer,
Pero desde esta tarde, si lo deseas,
Puedo robarme el collar de la luna,
Y que se guarde sus dramas para otro día,
Y que se guarde sus quejas para otro día,
Y que se guarde en su enorme bóveda para dejarnos a solas.




- Johnny Dylan & the Nashville Motherfolkers -

El Mar. (02/05/10)


Seguramente hará frio esta noche,
Porque el cielo confabula con las marejadas,
Seguramente la arena nos vigila,
Cuando huimos al mar,
A olvidarnos de que el mundo existe.


He olvidado que se siente ser joven,
Que se siente cuando el viento acaricia,
He olvidado estos últimos momentos,
Cuando huimos al mar;
A olvidarnos de que color son los rayos del sol.


La lluvia se acerca anunciando su temporada,
Se presenta en mis hojas de papel, también,
La lluvia se queda llorando lastimada,
Cuando huimos al mar;
A olvidarnos de cuanto tiempo ha pasado.


Puedo escuchar al universo girar,
Y concentrarse en un nuevo comienzo,
Puedo escuchar a tus costillas quebrarse,
Cuando huimos al mar;
A olvidarnos de nosotros mismos.




- Johnny Dylan & the Nashville Motherfolkers -

Sin Necesidad De Poner En Peligro La Vida. (16/10/10)


He dejado ir al último tren, cariño,
Porque sigo esperándote aquí,
Entre noches que se pierden,
Entre días que navegan con vela de crueles,
Aún así no hay ningún rastro de tu dulce olor,
Así que quizás debí haberme equivocado,
O a propósito me diste mal tu dirección.


La luna se asoma temerosa,
Haciendo brillar a la ciudad,
Y la luna se vuelve maliciosa,
Rompiendo piernas sin compasión,
Así que dime, que es lo que la diferencia de ti?
Que dices intentar no hacerme daño,
Cada vez que disparas tu fusil.


Que tan difícil es entenderlo,
Acaso es tan la situación es tan sutil,
He visto como es que todos tropiezan,
Pero tú siempre das pasos cuidadosos,
Que no entiendes que no quiero ser tu amante,
Quiero ser tu primera muerte,
Para que en el final de los días,
Estés lista para poder dormir.



- Flaming Dennis y Los Paranoias -

Lonely Blues #965. (23/10/10)


Debajo,
De cada uno de los parpados,
Las pupilas durmientes,
Del dolor de cada noche,
Las navajas a manera de palabras,
En medio de la llaneza.


A veces,
El tiempo se da un respiro,
Bailando con situaciones extrañas,
Esperando convertirse en eterno,
Sin temor al mañana,
En medio de la torpeza.


Puedes escucharme,
Ahogando gritos,
Presa de toneladas de promesas,
Que no llevan a ninguna parte.


Desesperada,
La luna se desmaya tras el horizonte,
Agobiada por lo difícil de vivir aprisionada,
A merced del universo,
Que pierde la cabeza constantemente,
En medio de ensoñaciones.


Cuidadosa,
La mañana de sospechar de la pena,
Tomando miles de litros de cerveza,
Tropezando en la acera,
Apostando sus dedos, uñas y certezas,
En medio de la tempestad.



- Flaming Dennis y Los Paranoias -

Memorias Del Futuro. (22/10/10)


Aire insuficiente,
Dentro de la habitación,
Pensando en el futuro,
En el cielo estrellado;
La respiración es pesada,
Y un dolor de cabeza;
Que incita a desaparecerse,
Una vez más:
Dulce señorita,
Aléjese de mí,
Solo por hoy.


Manos sudorosas,
Buscando en los bolsillos,
Otro respiro,
Solitario y perdido;
Con los ojos cerrados,
Sin necesidad de dormir,
Teniendo visiones,
De pecados ajenos,
Con las frías intenciones,
De la noche,
Sin razón.


Veneno en las venas,
Rogando por un dolor,
Provocado por alguien,
Sin ningún valor,
Pero nadie está cerca,
En ninguna parte;
Así que ya no queda nada,
Que retener,
Dulce señorita,
Aléjese de mí,
Solo por hoy.

- Flaming Dennis y Los Paranoias -

Por Qué? (22/08/08)


Por que mis manos vuelven y se van como palomas en el amplio mar?
Como puedo hacer para comer una estrella sin tener una escalera al cielo?
Para que creo tener las respuestas para aquello que nunca podré saber?


Por que camino siempre hacia el sur pensado en ti?
Como es que la luna se llena de leche cada que da una vuelta?
Para que el sol se oculta en la frialdad de una húmeda morada?


La claridad nunca se va,
Pero se la ha tragado un dragón,
El mundo permanece en un eterno invierno;
Y una tortuga carga con un bloque de hielo.


Por que las flores se marchitan cuando la lluvia se dispone a descansar?
Como puedo soñar con el futuro si no recuerdo que es lo que paso ayer?
Para que quiero tener una vela encendida si la luz me ciega inundando este lugar?


La vida se vuelto casualidad,
Y no miro hacia atrás,
Por que se que hay un inmenso océano,
Que no me deja hablar con mi interior.


Por que mi reflejo cambia día con día asegurándome que no soy yo?
Como una abeja sabe regresar a casa si no analiza las constelaciones en el cielo?
Para que me sirve conocer tu nombre si nunca te he visto?


Oh no.
- Beat Bangladesh & the Rishikesh Big Band -

Hell On Wheels. (28/12/08)


Cuando la memoria se vuelve hostil,
Cuando mis palabras se vuelven burbujas,
Recuerdo que el mundo nunca deja de girar,
Y me siento débil;
Entonces encuentro a mis amigos,
Que son las sombras del sol de ayer,
Déjenme en la oscuridad:
Que espero por la Luna.


Cuando le he fallado a Hari,
Cuando me recuerda a la señorita que me hace sentir,
Me siento abandonado,
Y la luz que me hablaba en sueños?
Me avergüenzo:
De lo que prometí, de lo que dije, de lo que hice,
Déjenme en el arte de mentir,
Que espero por Yama.


Se acercan nuevos días,
Donde presiento un poco de ayuda,
Mírame ahora, mírame jadear,
Por llegar a la cumbre,
He caído varios peldaños,
De mi templo a la culpa;
Triste voluntad,
Efigie de una mala decisión,
En una fría mañana:
Extraño un poco tus modos de sospechar.

- Mr. Jones -

La Bocanada De La Srita. A. (16/07/08)


A la dulce y bastante inolvidable señorita A.; razón de haber iniciado en esto y es lo unico que le agradezco.

Resulta tan difícil,
Pedirte un favor,
No vuelvas,
Por amor a todo aquello que lo necesita,
Déjame aquí,
He dejado de ser un bromista,
Y un mentiroso,
Aleja tus dedos de mono,
Me vuelves criminal,
Te has llevado mi libertad,
Esta noche,
Puedes sentir mi enfermedad?
Ven ahora,
Te necesito;
Junto a mí.
Me he quedado ciego,
Y estoy domado por el miedo,
Escucho un tenue silbido,
Quiero llorar,
He perdido el rumbo,
La muerte ronda por aquí,
Percibes su hedor?
Tiéndeme la mano,
Una vez más,
Te necesito,
Nunca deje de enviarte cartas,
Te perdí por treinta días,
Pero has vuelto,
Por tu trono,
En la cima de mi cabeza,
Tu nombre mi mantra,
El rostro de la devoción,
El bhakti para ti,
Mi apaurusheya love,
Mi purusha,
Mi luz en el final de los días,
Mi helter skelter,
Mi más preciada sitâr,
La verdadera reina,
No la alocada ternera,
Y tus siete letras grabadas con oro,
En lo que alguna vez creí,
Que era mi orgullo,
Pero esta vez,
El tiempo es una débil droga,
Y lo digo en serio,
Perdona lo imbecil que he sido.



- Beat Bangladesh & the Rishikesh Big Band -

Turn Off The Light. (28/03/08)


Se encuentra lloviendo afuera,
En la frontera de la realidad, mi realidad,
Un sueño complaciente;
Turn off the Light.


Todo se encuentra dando vueltas,
Las cosas vienen; la tristeza se va,
Me siento tan cansado,
De nuevo se cae la noche.

Donde vamos, donde voy?
Un tiempo sin fin,
Me extraño, me necesito,
Déjame aquí.


La ausencia de tus galletas me calcina,
Un dulce olor se emana de entre mis excusas,
Estas siempre rondando por donde quiera que estoy;
Otra vez tengo ganas de suplicar.


La lluvia no cesa, no da tiempo para suspirar,
Cada gota como una aguja cayendo sobre mi pecho,
Me lastima, me hace querer matar,
Un agujero mental, ridículo además.

Donde voy, donde soy?
Un siglo sin mí,
El laberinto me encontró en la salida,
Déjame verme………………



- Beat Bangladesh & the Rishikesh Big Band -

Estación Espacial. (16/06/07)


Aquí me encuentro,
Solo en mi estación espacial:
Observo a las estrellas beber cervezas;
Hablan de cultura y mujeres que pueden gozar.


Abandonado en este infinidad,
Recordando cuales han sido mis fallas,
Como un cosmonauta ruso;
Esperando a que alguien se comunique conmigo.


Sentado en el banquillo de los acusados,
Sin fuerzas para escribir,
Cierro los ojos y la luz atraviesa mis parpados,
Percibo cierto olor a suciedad;
Puedo sentir la esclavitud de los habitantes de la tierra:
La inconsciencia dice que el preso soy yo.


Aquí me encuentro,
Solo en mi estación espacial:
Quisiera correr pero no puedo;
El híper espacio me hace llorar.


- The Early Years -

Somos Dos. (30/08/07)


Two of Us Riding Nowhere...

Somos dos caminando juntos,
Derritiéndose por el sol,
Somos dos cansándose juntos,
Sin una gota de sudor.


Somos dos cazando abejas,
Sinvergüenzas;
Deseando un poco de miel,
Somos dos creyendo en Karol,
Gran anciano,
Sin ninguna preocupación.


No puedo evitar sonreír,
Todo está bien, nada esta mal,
Solo escucho voces que llenan mi cabeza.


Somos dos espiando árboles,
Saboreando sus cortezas,
Somos dos viendo la lluvia,
Sin una gota de odio.


Somos dos cortando el aire,
Con un sable;
Para los niños,
Somos dos exagerando,
La situación;
Por los niños,
Sin ninguna precaución.


No puedo evitar sonreír,
Todo está bien, nada esta mal,
Solo escucho voces que llenan mi alma.



- Beat Bangladesh & the Rishikesh Big Band -

Sin Camino De Regreso A Casa. (01/05/09)


Cuando el sol quemaba sin clemencia alguna,
Y las noches se embriagaban en este enorme bar,
Tan cansado de buscar una bella dama que trajera nuevas treguas,
Por que no viene a verme su Majestad?


Caminando por el gran valle de las flores rotas,
Puedo oler dulces reminiscencias de todas aquellas palabras vacías,
Y los niños nuevos corren por todo mi jardín,
Por que nunca puedo encontrar un momento de paz?


Las nubes se acercan silenciosas a cumplir su húmeda misión,
Mientras el pasto se encuentra la mitad de una eterna danza hindú,
Me siento tan enfermo como para poder soñar,
Por que entonces no me habían robado mi mantequilla?


Cuando el mundo se concentra en un par de ojos cafés,
Mis pies se vuelven, siempre, hacia donde ya no hay nadie,
Intento saber mis conclusiones en reflexiones drásticas y dramáticas,
Por que camino de noche hacia el oscuro bosque?


Ahora estoy tan rabioso de tener una sombra colgada de mis brazos,
Solo conversa acerca de todo lo que he perdido,
Murmura que nunca podré ver de nuevo a los ojos a mi corazón,
Por que no viene a saludarme su Majestad?
Por que no viene y me asesina de nuevo su Majestad?


- Mr. Jones -

Durante La Tarde. (19/04/10)


Durante la tarde,
Que corre sin parar,
No he encontrado a alguien que intente detenerse,
A nadie que pueda respirar,
Durante la tarde, otra vez,
A solas,
He tenido una visión,
Una que esta vez dice la verdad;
Y una mujer se me revela sin darme su nombre,
Durante la tarde, una vez más,
Como podría llover si no hay nubes en el cielo?
Solo queda esperar por el sol,
Que se oculta detrás de mí
Durante la tarde, la tarde del orbe,
No puedo pensar,
Y creo que el mundo fue hecho principalmente para alguien,
Para que tuviera un poco de poder,
Sobre mi, otra vez?
Durante la tarde, no quiero saber,
Cuan grande eres,
Y que tan cruel puedes ser,
Durante la tarde, estoy sorprendido,
Y quiero seguir así todo el día,
Porque no deseo perderte, de nuevo, aunque ya lo hice,
Y he descubierto que no puedo seguir,
Necesito otra palabra tuya,
Durante la tarde, nuestra tarde,
Llueve sobre nosotros,
Sobre la luna y parte del sol.



- Johnny Dylan -

Surrealistic Pillow, Parte 5: Nueva Orleans. (28/06/10 - 07/08/10)


Sufro de una necesidad perturbadora,
De café y galletas de mediana calidad,
Y en el “Cherry’s Bomb” se pueden obtener;
De próxima distancia, de suelo derrapante,
Puede verse a las palomas arrejuntarse en las ventanas,
Para ver a la bella mesera de pantalones negros,
Polinizando a los clientes con su escote,
Con sus dientes blancos como perlas;
Y ahí se encuentra el jefe de la policía preguntando por la hora feliz,
Que se le esta agotando la certeza, sus intenciones de amar,
Trae en su mano izquierda un arma, y en la otra a su mujer,
Pero nadie se percata de su presencia, danzante la cordialidad!
Así que decido marcharme, pretendiendo no conocerle,
Pretendiendo no haber mirado aquel exquisitamente vulgar escote;
Previniéndome del espectáculo de perversión criminal,
Entonces se escuchan disparos precisos,
Se escuchan agradecimientos perdidos,
Tengo mi dosis de brutalidad diaria,
Pero aun poseo la necesidad perpetua:
De cafeína y harina orneada; de sentir que llevo algo dentro,
En el camino a Nueva Orleans.


Camino a pasos ligeros, suavemente sobre el asfalto,
A través de agua estancada que se ríe,
Esta feliz de permanecer inerte, agujereando reflejos pasajeros,
Y se preguntan si tendré cigarrillos,
(Los reflejos no el agua moribunda)
Para compartirlos en la cena de navidad,
Después de trescientas horas de platicas conciliadoras,
De conversaciones ineficientes, mas pavo menos ensalada,
Y es que su incapacidad en la terapia de grito primario;
No se refleja en sus rostros, vaya paradoja moral,
Y somos sorprendidos por la mañana,
Que baila rituales de salvación,
Para ellos, para mí, por la luna nueva,
Con sus manos a manera de pañuelos,
Y con los ojos invocando al suelo;
Oscura la magia que corre por sus venas,
Maligna la intención de despertar a los malvivientes,
Alejándolos de todas sus sentencias pendientes,
Causando que las aguas suban de su cauce acostumbrado,
Como si volviera a comenzar el diluvio temerario,
Dejándome cubierto hasta las rodillas,
En el camino a Nueva Orleans.


Un Opel convertible color perla, vaya masculinidad!
Se acerca en sentido contrario, de reversa, pleonasmo,
Tratando de ocultarse del fuego, de sus brazos fuertes,
Atemorizado por la crueldad de sus manos pesquisantes:
“Que te roban la fuerza, que te llevan a fuerzas,
Ejerciendo justicia cruda,
Como cuando te han roto el corazón,
No puedes evitar quebrarte en publico cuando eres descubierto”,

No he escuchado el doble recado,
Así que sigo de largo,
Razonando sus tristes palabras,
Devenidas de la desesperación,
Mientras veo una llamarada áspera fulminante,
Y más gritos, más sollozos insoportables,
Cuanta violencia en estos tiempos ácidos,
Antes todo era tan sencillo, tan práctico,
Pero el nostálgico muere a manos del tiempo,
Entonces no pensar más en el pasado,
Pasado que seguramente nadie recordara,
Y tropiezo pensando en ello:
Mensajes ocultos del tiempo,
Sorprendiéndome a cada momento de ocio,
En el camino a Nueva Orleans.


El suelo que piso siempre ha mostrado cierto orgullo,
Devorando mis ideas que no son atrapadas en papel,
Y piensa que lo miro constantemente sintiendo su llamado,
Pobre chico, tan solitario creando ilusiones,
Pero he aprendido a aprovecharme de el,
Y le pido opiniones acerca del clima,
Sin embargo el suelta frases románticas, idílicas, aromáticas,
Y pierde la atención,
Como un niño con la boca atiborrada de panques,
Entonces me pide disculpas,
Y me ofrece los millones que tiene en el banco,
Como todo un as de la religión,
Pero conozco el acertijo en su débil persuasión;
Quiere hacer sentirme culpable,
De que he olvidado la celebración del día de muertos,
Sin haber esculpido un altar,
Sin siquiera recordar su nombre;
Pero se que puedo rescatarlo de su mezquindad,
Entonces le digo que ya no es mi amigo, y comienza a gemir,
Se preocupa por sus mañanas, sin tener a alguien con quien hablar,
Entonces me vuelve a pedir disculpas,
Sin contabilizar el dinero de mi bolsillo,
En el camino a Nueva Orleans.


Mi sombra se me ha adelantado,
Desviando el camino hacia Los Ángeles,
Añora viejos recuerdos, mujeres de Sunset Strip,
Y yo no se que hacer cuando suena la señal de alarma,
Anunciando la sublimación, de mí sombra,
Acompañada de un cuarteto de cuerdas;
La persigo siguiendo el sonido de la música,
Pero ella me ve con el rabillo del ojo,
Subestimando la velocidad de mis pensamientos,
Continúa acelerando el paso,
Abre una sombrilla nueva, de playa,
De cena con la Reina Elizabeth,
Y ella misma coquetea con la negrura cruel,
Ella ha caído rendida a sus pies,
Por distraída y encantadora,
Que ahora desea darse toques eléctricos, para olvidar quien es,
Y es que es tan pesada la carga de mis días de ayer,
Que ya no puede con ellos,
Entonces cae desmayada en el pasto gris,
Producto de la civilización,
Imperecedero al tiempo; brillante naturaleza,
En el camino a Nueva Orleans.


Aquella ciudad es un sueño, recurrente en mis noches de Abril,
Llenas de aguas atlánticas, aguas del rio melódico,
Pero no descubro la respuesta a su instinto,
No logro conocer la razón al olvido de su senectud,
Y es que mis pestañas nunca han viajado a este lugar,
Porque contantemente se despiden de mí, yéndose a vacacionar,
Murmuran que debería no hacer casos de mis epifanías,
Que deje de revolcarme en mi mugre,
Esa suciedad es lo único que me queda, triste mentira!
Además de la complejidad de mis huesos,
Y jugamos a ser ermitaños poderosos,
Espíritus libres rogando perdón,
Añorando una canción de alegres rimas,
Y el viento sopla despacio y paralizado,
Atropellando mi quietud,
Despertando de mi aletargamiento, descubriendo la respuesta,
Viajo lentamente a cuestas del mundo,
Para liberar unos cuantos recuerdos,
Y sentir que soy libre de pretensiones,
De esas que me invaden este noche,
Solitario sentado a un lado del asfalto;
Escuchando hablar a Emily Robinson acerca de madres de asesinos,
Mientras un violonchelo arde en llamas;
En el camino a Nueva Orleans.


Las aves cuales automóviles en autopista,
Invaden la ciudad durante la tarde,
Resulta triste ver hasta donde hemos llegado,
Al destruir el vientre de la naturaleza;
Sin pensar en las planicies solitarias,
Las hemos llenado de inutilidades comerciales;
Y las calles se deshidratan cada segundo,
Egoístas perdiendo el tiempo, desabotonando sus camisas,
Esperando amamantar a la lluvia que cae,
Como la luz de la lámpara alumbrándome a mí,
Enciendo un cigarrillo con su resplandor,
Esperando ser correspondido,
Pero ya no me contesta, esta entretenida con un laúd,
Y después de ella no tengo confidentes,
Que no me evidencien ante los olvidados sentimientos de culpa,
Acaecidos en cada palabra frágil,
Y es que nada que pudiera detener seria detenido,
Por mis débiles cuerdas para pescar,
Irremplazables miembros de mi pasado inmediato,
Diciéndome que soy lejano,
En el camino a Nueva Orleans.


Extraño a la noche y a sus intransigencias instantáneas,
Al chascar de los dedos, con la frase mágica,
Extraño a sus nubes que traían buena suerte,
Y extraño los días en los que no necesita de ella,
De sus modos utilizando mi torpeza,
Para evitar que conociera a mi único brahmán,
Que siempre me advirtió de su presencia,
Dejando pétalos de flor de loto en mi buzón,
Pétalos que desayunaba con miel, esperando la salvación,
Pero las mujeres y country nublan mi visión,
Me detienen en mi ronda al cielo,
Y no tienen idea de cómo se los agradezco,
Sin ellos estaría llorando, extendiendo la mano a cualquiera,
Como aquellos ebrios de la calle 45,
Que quieran hacerme cruzar puente que dejaba caer todo de el,
Pero le he dado mi televisión a blanco y negro,
Hemos hecho una tregua antes que nada,
Mi cajita de risas por unos cuantos pasos seguros,
Que podría perder?
Y por ello he vuelto aquí, a seguir esas extrañas señales viales,
Que dicen que esta prohibida la vuelta en ciento ochenta grados,
Y que solo Shell tiene membrecía para darme algo que comer,
Me da un blues de Memphis por decima octava vez;
Lo recito a manera de mantra que me hará sanar las heridas,
En el camino a Nueva Orleans.


Puedo ya oler el agua dulce y los estofados de carne de cocodrilo,
Puedo sentir vibrar al Dixieland en mi piel,
Tengo perspectivas de remembranzas pasadas,
Batallas en cuartos de algodón y agujas,
Creo que necesito cirugía, creo que necesito ayuda especial,
Por el esbozo de la sonrisa de Diego Rivera descubro mi enfermedad,
Esbozada como una pared memorial,
Debajo de los pies de la Coatlicue se encuentra la frase:
“todos cazan su propia muerte,
Cuidado que se acerca la Llorona,
Dale monedas y evita sus bragas,
Que te hunden en el mar”
Pero no hay manera de que ella me siguiera hasta acá,
A orilla del rio Mississippi que canta otra melodía,
Que no tiene sufrimiento en su ser, ni siquiera para añorar,
Diciendo que todo se lo lleva el viento,
Cuales ramitas rotas por la brizna vespertina,
Entonces ella se percata que no hay nada que pueda necesitar,
Me da un mantel blanco con unas cuantas migajas de piel,
Para sabotear algunas viejas intenciones,
Tales como robar tulipanes rotos gimiendo dolor,
Haciéndome recordar cuando era un amante destrozado,
En el camino a Nueva Orleans.


Estoy cansado a unas cuantas millas de la ciudad,
Así que decido dormir a lado del camino,
Esperando romper con el tedio, en la suprema desesperación,
Caballos delirantes se acerca a mis bolsillos,
Buscan dinero que apostar,
Ya lo había dicho, no cuento con nada para ellos,
Ni siquiera un terrón de azúcar ingeniosa y palpitante,
Me molestan de sobremanera sus quejidos que son exageraciones,
Desprecios a la madre que me extraña en alguna parte,
Pero aun así logro concebir una vertiginosa fase MOR,
Y tengo un sueño con rostros que no conozco,
Que son como ruedas en una carreta cayendo al barranco del olvido,
No se que significa, ni que pudo haber sido,
Pero se que debo continuar caminando aunque sea con las manos,
Y este momento parece haber acabado,
Pero regresa revirándose cada vez más rápido,
Atrasando negocios y preguntas sin responder;
Atravesando mi añoranza por una palabra de Eréndira Ibarra,
Evitando el instante en que pusiste tus labios en mi frente,
En el camino a Nueva Orleans.




- Johnny Dylan & the Nashville Motherfolkers -

Surrealistic Pillow, Parte 4: Confeti Blues [Fragmento] (28/06/10 - 07/08/10)

.........

Envío cartas diciéndote que mientes suavemente,
Al mencionar que estas ocultándote de tu amante,
Que ha perdido sus aretes,
En un segundo, en un respiro mortífero,
Y que en tus ojos serpenteantes esta la respuesta.


Docenas de aceitunas,
Malgastadas en cocteles regulares,
Creyéndonos humanos,
Caminando hacia -------,
Entrando al subterráneo,
Dejando que el aire viaje a través de las vías,
Al ver al tren reírse.


Tic, tac, tic,
Siempre puntualmente,
Jersey gris colgado de la pared,
Esperando a que sueñes,
Con una lluvia interminable.

Bien, ya has tomado una decisión?
Responde mi pregunta o rómpete una rodilla,
Uno, dos, siete u ocho manjares tailandeses,
Hazlos para mí,
Escuchando a María Emilia Martínez destruir su flauta,
Percibiendo la grandeza de su dolor,
Percibiendo la grandeza de tu dolor,
Percibiendo la grandeza de mi dolor,
Percibiendo la grandeza de nuestro dolor.


Ocúltate que allí viene tu madre,
Silencio, que camina con orejas en vez de pies,
Aun cuando el sonido es insoportable,
Es tan grande, el universo, en tu vientre, derritiéndose,
Y el jodido reloj que te dio tu padre,
Se ha roto en miles de recuerdos desperdiciados,
Volviéndote un álbum en blanco,
Para mí.


Corazón mentiroso,
Encendido con gasolina,
Lub & Dub, Lub & Dub,
Siempre puntualmente y solo por hoy,
Déjame dormir,
Que la tierra se estremecerá a las 2:30 AM,
Sal y corre, a los campos de minas,
Ten cuidado,
Que no usas zapatos,
Fin del juego, en fin de semana,
Tráeme mi sombrero,
Y descubre mis secretos:
Se que ansias verlos;
Corazón mentiroso,
De llanuras trepidantes.

- Johnny Dylan & the Nashville Motherfolkers -

Todo Alrededor De Aquí. (19/05/10)


Todo alrededor de aquí,
Ha sido disuelto en mis suelas,
Existe una jactancia,
Reacia a que termine con ella,
Y sueño con botellas de vino,
Que dicen mi nombre,
Mientras dormitas,
Expeliendo la última palabra.


No puedo ver nada preciso,
En nuestros argumentos pendientes,
Que como piedras de río,
Mañana estará lo suficientemente lejos;
Sintiendo la vastedad del viento,
Y la perenne nostalgia,
Que les causa las peleas,
Nada puede hacerles daño,
Cuando dejas de ser cruel.


Todo alrededor de aquí,
Habla acerca de ti,
Y estoy perdiendo la certeza de que lugar es en realidad,
Siempre a las tres de la tarde;
Siento como se acorta la distancia,
De nuestras miradas,
Que ya no se cruzan:
Que dejaron de creer en el nosotros.



- Johnny Dylan & the Nashville Motherfolkers -

Archives

Seguidores

Ten la decencia de acreditar lo que de aquí te llevas. Por su atención, gracias. Con la tecnología de Blogger.